Síndrome del ratón14/05/2019

El uso del ordenador ha facilitado mucho nuestro trabajo diario, pero también ha causado la aparición de nuevas enfermedades que pueden ser muy molestas, por los dolores que provocan, por ejemplo en el metacarpiano. Entre ellas el llamado codo de ratón o síndrome del túnel carpiano, que en realidad es un trauma motivado por el movimiento repetitivo de las manos, con el que se oprime el nervio mediano a la altura de la muñeca.

A pesar de que ya llevamos muchas décadas utilizando el ratón, y de los consejos de prevención y de salud laboral que suelen aparecer cada cierto tiempo, seguimos haciéndolo mal. Forzamos la muñeca para que levanten la mano hacia arriba, con lo que mantenemos una postura que no es natural. El metacarpiano (los huesos que conforman la parte central de la mano), los músculos y tendones de esa zona acaban doliendo y si se mantiene durante mucho tiempo esa rutina podemos caer en ciertos riesgos como provocar tendinitis u otras dolencias provocadas por una sobrecarga muscular.

El riesgo más extremo es el codo de ratón y se manifiesta con calambres, entumecimiento de la mano, hormigueo y dolor que va de la mano al antebrazo y al codo. Incluso puede afectar al sueño, causar debilidad, atrofia de algunos músculos y rigidez en los dedos, con el consiguiente trastorno para la funcionalidad de la mano.

Para evitar estos problemas del metacarpiano y el codo del ratón lo mejor es la prevención:

  • Disminuir posiciones incómodas de las muñecas y los movimientos manuales repetitivos. En el caso de trabajar con un ordenador, las recomendaciones de salud laboral indican que hay que colocar la silla de trabajo de manera que los antebrazos queden colocados a la altura del teclado, para que no se fuercen las muñecas.
  • Descansar cada cierto tiempo. No hay que mantener siempre la misma posición, por eso, es recomendable levantar la mano del ratón y realizar movimientos suaves para relajarla.
  • Alfombrillas especiales. En el mercado existen alfombrillas que tienen un saliente de siliconas donde se puede apoyar la muñeca evitando doblarla, aunque pueden resultar incómodas y limitar el movimiento.
  • Ratones adaptados. Es conveniente utilizar ratones para el ordenador que se adapte a la curva de la mano, que no necesite excesiva presión para accionarse y que se deslice con facilidad.

Si, a pesar de la prevención, aparecen problemas en el metacarpiano como fracturas de dedos, luxaciones, lesiones o fracturas de metacarpianos deberás acudir al médico para que te recomiende el tratamiento a seguir. Entre las opciones que existen puede ser conveniente el uso de guantes para la inmovilización de las articulaciones, como el Guante para la Inmovilización de las Articulaciones Metacarpofalángicas e Interfalángicas en Extensión o Flexión de la Mano y Dedos de Orliman.

Este guante, fabricado en material transpirable y con cierre en micrograncho con cincha de seguridad, contiene unas férulas de dedo individuales para poder seleccionar las necesarias según el dedo o dedos a inmovilizar. Las férulas, fabricadas en aluminio maleable, permiten variar la extensión o flexión de las articulaciones y se fijan mediante una guía y un microgancho.

Pero sobre todo presta atención a los consejos de salud laboral. La prevención siempre es la mejor forma de evitar riesgos como lesiones o molestias indeseadas tanto en el metacarpiano como en otras partes de tu cuerpo.

Acude a profesionales de la Fisioterapia en caso de presentar este síndrome. 


¿Te duele la rodilla? Este desconocido hueso puede tener la culpa08/05/2019

La fabella es un pequeño hueso de la rodilla que el ser humano perdió durante su evolución, pero que, sorprendentemente, ha vuelto a resurgir en el último siglo y podría estar detrás de las molestias que algunas personas sufren en esta zona de la pierna.

El huesecillo, que se encuentra «enterrado» en un tendón detrás de la rodilla, era una condición rara en los humanos, pero, ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores del Imperial College London ha encontrado que las fabellas se están volviendo más comunes. Sus resultados, que abarcaban más de 21.000 estudios de rodilla durante 150 años, mostraron que entre 1918 y 2018, la tasa de aparición de fabella en humanos se incrementó más de tres veces.

A través de este análisis, publicado en « Journal of Anatomy», revisaron 21.676 rodillas individuales en 27 países.

Los primeros registros que analizaron, que fueron de 1875, mostraron que se encontraron fabellas en el 17,9% de la población. A partir de esto, los investigadores crearon un modelo estadístico que predijo la tasa de prevalencia, al tiempo que controlaba el país de estudio y el método de recolección de datos. como los rayos X, la disección anatómica y la resonancia magnética.

Su análisis mostró que, en 1918, las fabellas estaban presentes en el 11,2% de la población mundial, mientras que para 2018 se encontraron en el 39%, un aumento de 3,5 veces.

La fabella es un hueso sesamoideo, lo que significa que crece en el tendón de un músculo. La rótula, por ejemplo, es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo humano. «No sabemos cuál es la función de la fabella porque nunca nadie lo ha investigado. Puede comportarse como otros huesos sesamoideos para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o, como en el caso de la rótula, aumentando la fuerza mecánica de ese músculo. O también podría estar haciendo nada en absoluto», explica el autor principal del estudio, el doctor Michael Berthaume, del Departamento de Bioingeniería del Imperial.

Las personas con osteoartritis de la rodilla tienen el doble de probabilidades de tener una fabella que las personas sin osteoartritis; sin embargo, se desconoce si este huesecillo causa osteoartritis en la rodilla y, de ser así, cómo. También puede provocar dolor e incomodidad por sí solo, y puede interferir con la cirugía de reemplazo de rodilla.

Los autores del estudio dicen que sus hallazgos podrían tener implicaciones en la forma en la que se trata a los pacientes con dolor de rodilla o en aquellos que necesitan reemplazos o tratamiento para la osteoartritis.

El «apéndice» del esqueleto

«Se nos enseña que el esqueleto humano contiene 206 huesos, pero nuestro estudio lo desafía. La fabella es un hueso que no tiene una función aparente y causa dolor e incomodidad a algunos y podría requerir su extirpación si causa problemas. Tal vez la fabella pronto será conocida como el apéndice del esqueleto», señala el doctor Berthaume.

En nuestros ancestros, la fabella actuaba como una rótula, aumentando la ventaja mecánica del músculo. Pero a medida que evolucionamos hacia grandes simios y humanos, la fabella dejó de ser necesaria. Ahora, parece que solo causa problemas, pero la pregunta es por qué se está recuperando. La respuesta, apunta el doctor Berthaume, podría estar en la nutrición. «Encontramos evidencia del resurgimiento de la fabella en todo el mundo, y uno de los pocos cambios ambientales que han afectado a la mayoría de los países del mundo es una mejor nutrición», hipotetiza.

Se sabe además que los huesos sesamoideos crecen en respuesta a fuerzas mecánicas. «El ser humano promedio, hoy, está mejor alimentado, lo que significa que somos más altos y más pesados. Esto implica espinillas más largas y músculos de la pantorrilla más grandes, cambios que ponen a la rodilla bajo una presión creciente. Esto podría explicar por qué las fabellas son más comunes ahora que antes», concluye el doctor Berthaume.


¿Qué lesiones son las más frecuentes por el uso de tacones?30/04/2019

Muchas mujeres están dispuestas a soportar dolor para lucir sus tacones favoritos, pero los expertos alertan de que su uso prolongado también provoca lesiones como juanetes, tendinitis, o artrosis de rodilla.

Un estudio europeo realizado por Compeed reveló que el 48% de las mujeres admiten que están dispuestas a soportar dolor con tal de lucir sus tacones favoritos. De hecho, en España, y según datos del citado estudio, el 10% de las féminas aceptaría un dolor equivalente al de una migraña para no renunciar al glamour de los tacones.

Entre las lesiones más frecuentes podemos encontrar:

Hallux Valgus o juanetes

Esta lesión es consecuencia, entre otras causas, del uso de zapatos de tacón y de horma estrecha, estos zapatos hacen el pie muy estilizado, pero con el tiempo provocan que el dedo gordo se vaya hacia afuera llegando a montarse sobre el segundo dedo y alterando la funcionalidad del pie, ya que el dedo gordo es fundamental en la dinámica de la marcha. Además, una vez instaurado, el tratamiento es complicado desde el punto de vista conservador y cuando es muy doloroso la intervención quirúrgica puede ser el final del camino y en ocasiones siendo esta incapaz de solucionar el problema.

Dedo martillo o retracción de la tercera falange del dedo

Se conoce como dedo martillo a la deformación de la tercera falange del dedo del pie, de tal forma que se encuentra flexionada hacia abajo haciendo que aparezca como una retracción y una elevación de la articulación hacia arriba.

Metatarsalgia o dolor del metatarso

Con los tacones el apoyo del pie en el suelo no es el adecuado, mientras que con el pie descalzo o con un zapato adecuado el apoyo del pie es uniforme, con los zapatos de tacón el apoyo es más en la base de los metas, lo cual sobrecarga estas estructuras, pudiendo causar la conocida como metatarsalgia.

Neuroma de Morton o neuroma interdigital

Los zapatos con altos tacones y una horma estrecha hacen que los metatarsianos se compriman entre sí y además desequilibran el peso que deben soportar estas estructuras. El neuroma de Morton es la irritación del nervio interdigital y el engrosamiento de las estructuras perineurales. La alteración de la marcha es una de las causas de esta afectación del nervio y que el mayor porcentaje de casos se de en mujeres nos da pistas de las posibles causas del problema.

Onicocriptosis o uña encarnada

El continuo golpeteo o presión de las uñas en la punta del zapato y zapatos inadecuados facilitan esta patologías de las uñas en la que estas se clavan el la piel dificultando y haciendo doloroso el caminar.

Acortamiento de la musculatura posterior de la pierna

Está claro que ir continuamente de puntilla y con los músculos de la parte posterior de la pierna acortados, facilita la retracción de los mismos además de alterar el patrón de la marcha y ser una de las causas comunes de aparición de puntos gatillo y dolor miofascial.

Facilitación de lesiones de tobillo

Las articulaciones del tobillo son unas importantes estructuras estabilizadoras de nuestra pisada, estas estructuras tienen como elementos activos músculos como el tibial posterior que además facilita el mantenimiento de los adecuados arcos de la planta del pie y es un flexor plantar del tobillo, cuando estos músculos están acortados y debilitados realizan peor su función estabilizadora y por lo tanto somos más sensibles a una lesión por sobreestiramiento de los ligamentos como un esguince.

Artrosis y lesiones de rodilla

La artrosis es consecuencia de un mal reparto de las cargas en diferentes estructuras articulares, este desigual reparto de cargas hace que parte del peso que las rodillas deben soportan se centren en puntos concretos más sensibles de las superficies articulares, que terminan por degenerarse y desarrollar procesos artrósicos.

¿Qué medida es la ideal del tacón?

La norma general es que el tacón no debe sobrepasar los 3,4 centímetros. Con esta medida el zapato puede ayudar al paso, sin embargo si sobrepasamos esa altura, la correcta distribución de las cargas se altera y además hace que el paso sea más corto con lo que aumenta el gasto energético. Muchos podólogos y profesionales especializados en esta materia recomiendan además que no se usen tacones antes de los 18 años de edad.

¿Cómo puedo mejorar si continuo usando tacones?

Si después de todo necesitas o eliges usar tacones existen algunas estrategias que puedes seguir, como estirar los gemelos, el sóleo, y toda la cadena fisiológica posterior,


CIÁTICA O DOLOR CIÁTICO26/04/2019

Qué es una ciática o ciatalgia?

La ciatalgia, ciática o dolor en el ciático, se caracteriza por ser un dolor agudo, intenso e incapacitante en la zona baja de la espalda y que se irradia hacia la pierna, en la mayoría de los casos por la compresión del nervio ciático. La ciatalgia se puede presentar de dos maneras:

  • Ciatalgia aguda: es la más frecuente, se presenta de manera punzante e intensa de manera intermitente y dura aproximadamente 6 semanas.
  • Ciatalgia crónica: en este caso el dolor es menos intenso pero mucho más frecuente y de larga duración en el tiempo (sobre pasa las 6 semanas)

Causas de la ciatalgia

Las ciáticas o ciatalgias se presentan de manera progresiva como consecuencia de traumatismos, inflamaciones, artrosis entre otros diversos factores que contribuyen a que se desencadene esta afectación.

Las hernias discales en la región lumbar también son un factor desencadenante de las ciatalgias, ya que pueden provocar la compresión del nervio ciático y en consecuencia provocar esta sintomatología.

La ciatalgia también se puede presentar como consecuencia de la disfunción de un órgano (a la izquierda el riñón, intestino grueso o colon irritable y a la derecha el útero, intestino delgado o próstata)

Otras causas que pueden originar una ciatalgia son el sedentarismo, la obesidad y mala higiene postural.

Síntomas de la ciática o ciatalgia

La ciatalgia tiene como síntoma característico el dolor que se presenta de manera intensa y que suele irradiarse hacia los glúteos y la parte posterior de la pierna. Puede provocar también hormigueo o parestesia en la zona posterior de la pierna e incluso en los pies y debilidad muscular.

El dolor puede empeorar con la presencia de ciertas posturas o movimientos.

Tratamiento de la ciática o ciatalgia

En el caso de la ciatalgia o ciática es importante guardar reposo con la finalidad de exacerbar los síntomas y se puede complementar con analgésicos que contribuyan a disminuir el dolor.

La fisioterapia puede intervenir en el tratamiento de la ciática de la siguiente manera:

  • Termoterapia local
  • Masajes descontracturantes
  • Estiramientos musculares
  • Relajación miofascial
  • Electroterapia
  • Ultrasonido
  • Técnicas manipulativas
  • Ejercicios específicos para mejorar la flexibilidad de las estructuras, mejorar la movilidad y recuperar la fuerza muscular.

Por otra parte, es importante que se realice una reeducación postural que le brinde los conocimientos necesarios al paciente sobre cómo realizar de manera adecuada sus actividades de la vida cotidiana y evitar posibles recaídas.

 


Evitar dolores de espalda en la oficina23/04/2019

¿Dolores de espalda en la oficina? Nueve de cada diez profesionistas lo padecen. Los altos índices de estrés, la falta de ejercicio y las largas horas en posición de sentado son las principales causas de esta molestia.

Sin embargo, para todo hay solución: posturas adecuadas frente a la computadora, masajes ocasionales y ejercicios de oficina son algunos consejos que pueden eliminar las molestias y prevenir daños mayores.

De acuerdo con los especialistas de la salud, las causas más comunes de los problemas lumbares nacen en el entorno laboral. Un estudio realizado por la agencia consultora Kelly Services, asegura que, en promedio, un trabajador mexicano pasa de 10 a 12 horas en sus oficinas de trabajo, de las cuales 9.3 son frente a la computadora; siendo ésta la detonante de altos índices de estrés y malas posturas – la principal causa de los dolores de espalda-.

Para minimizar estos problemas, te presentamos una compilación de los mejores consejos para evitar estas temidas molestias. ¡Pon atención!

1. Lo primero, adecúa tu lugar de trabajo

De acuerdo con el sitio vitonica.com, lo primero que debes hacer es adecuar tu lugar de trabajo:

► La silla

En muchas ocasiones –del 70 al 80%–, el mobiliario de las oficinas es inadecuado ergonómicamente hablando, sin embargo, puedes tomar en cuenta lo siguiente: encuentra una silla que te permita colocar, completamente, la espalda de forma recta. Cuida que la forma de la silla sea natural y no te lastime al momento de sentarte en posición recta. ¡Ojo! Las piernas no pueden quedar colgando del asiento o las rodillas muy elevadas, el ángulo que debes alcanzar es de 90°.

► Tus brazos

La mayoría no pone atención en ellos y son una de las principales causas de los dolores de espalda y cuello. Especialistas recomiendan utilizar sillas que cuenten con ‘recargaderas’ laterales, esto te ayudará a colocar los brazos en los soportes, evitando tensión en hombros y espalda.

► Tu computadora

La pantalla de tu computadora debe estar colocada a la altura de tu cara y ojos, esto evitará que realices movimientos ascendentes y descendentes para ver adecuadamente.

► El teclado

Coloca el teclado a una altura en la que tus brazos tengan un ángulo de 90°, así evitarás acumular tensión en los hombros y el  sobrepeso en los brazos.

Te recomendamos leer: Enfermedades de oficina, ¿pérdida de talento y dinero?

2. Evita sobrecarga de peso

Es un tema primordial para los profesionistas, en especial para las mujeres. Las grandes bolsas y otros aditamentos son un grave problema para la espalda. De acuerdo con ABC.es, el peso adecuado de carga debe ser entre el 10 y 15% de tu peso.

Si no sabes cómo evitar cargar tantas cosas, una recomendación es utilizar bolsos pequeños, así te obligarás a llevar menor cantidad en su interior.

3. Posturas adecuadas

Los dolores de espalda no son específicos de estar sentados, también una mala postura al momento de permanecer en pie o de agacharnos puede provocarlos, así atiende los siguientes consejos:

► Posición de pie

Cuando estés de pie evita encorvar la espalda, mantener una postura recta es lo más adecuado. Si te es imposible o tu trabajo exige mucho tiempo de pie, los expertos recomiendan utilizar una faja lumbar, esto te ayudará a obligar a tu cuerpo a tener una mejor postura.

► Posición para agacharte

Es muy común que al agacharte dobles por completo la espalda y las rodillas permanezcan rectas – si tu cuerpo lo permite-, es lo peor que puedes hacer. La posición adecuada para agacharte es con la espalda recta y sólo doblar las rodillas, así tensarás la espalda, fortaleciendo sus músculos y evitando desgarres.

4. Acude al médico

Información del Instituto Universitario Dexeus, en España, asegura que el 3% de los casos de dolores lumbares suele convertirse en enfermedad o derivarse en una lumbalgia. Ante ello, los especialistas recomiendan recurrir al doctor, cuando el dolor ha persistido por más de un mes.

5. Ejercicios para oficina

La realidad es que el dolor de espalda es una de las enfermedades más comunes derivadas del trabajo y la mayoría de los profesionista suelen no poner atención en esto malestares. Los expertos recomiendan realizar ejercicios dentro de tu lugar de trabajo que te permitan retomar la postura y relajarte. 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.