¿La clave para evitar el síndrome postvacacional?04/09/2018

El año pasado casi un tercio de los españoles sufrió síndrome o depresión postvacacional tras el verano, un trastorno que, aunque no está reconocido como enfermedad, se repite cada vez con más frecuencia.

Sin embargo, si se dividen las vacaciones a lo largo del año, en el caso de que sean "demasiado" largas, ayuda a reducir sus síntomas, según la psicóloga Irene Bayarri, experta en ansiedad y estrés.

Tristeza, tensión, apatía, insomnio, irritabilidad, problemas de concentración o fatiga son algunos de los síntomas que provoca este síndrome y el hecho de volver a la rutina. No es tanto la vuelta de las vacaciones como el final del verano que, inevitablemente, se produce en septiembre.

La experta afirma que "lo mejor sería dividir las vacaciones a lo largo del año, en periodos de 10 a 12 días". "Cuando son vacaciones demasiado largas, como un mes, la sintomatología de este trastorno adaptativo es mayor", sostiene la experta, quien recuerda que las vacaciones no pueden ser opcionales o voluntarias ya que son necesarias para el bienestar físico y psíquico, y todo el mundo necesita una desconexión periódica de la rutina para rendir mejor.

Por su parte, el psicólogo Xavier Savin añade que las vacaciones se convierten en una oportunidad para revisar si el trabajo está alineado con nuestros valores. "Lo importante no es no sentir emociones en determinados momentos, se trata de darles significado y utilizar estas emociones para corregir lo que no nos acaba de gustar de nuestra rutina", sostiene.

Las vacaciones tienen como objetivo el poder hacer todo aquello que por falta de tiempo no hacemos el resto del año como es descansar, hacer deporte, pasar tiempo con familia y amigo, etc. "Las vacaciones deberían ser una oportunidad para hacer lo que en otros periodos no podemos y descansar de lo que sí hacemos con intensidad el resto del año", comenta Savin.

Claves

Ambos expertos, que forman parte del Servicio de Neurología del Instituto de Neurociencias Avanzadas (INEAMAD) del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, recomiendan tratar de regresar unos días antes de las vacaciones, incorporar rutinas poco a poco, volver a los horarios habituales de manera gradual. "Es frecuente trasnochar y levantarnos mucho más tarde. Adapta de manera progresiva tus horarios y empieza a irte antes a la cama de lo que lo hacías en vacaciones", recalcan.

Si ya se ha vuelto al trabajo, aconseja dedicar los primeros días a organizarse, poniendo orden a las tareas de las próximas semanas y no cargarnos de trabajo estos primeros días, y, sobre todo, "procurar no romper con todas las actividades placenteras que has ido realizando durante las vacaciones".

También es bueno buscar motivaciones en el área del ocio cercanas en el tiempo, y, añaden, "centrarse en lo ilusionante del trabajo y de la vuelta a la rutina, como por ejemplo el reencuentro con personas que echabas de menos en las vacaciones y que con la vuelta vuelves a ver".


Células madre en 3D para contra lesiones en la médula Espinal29/08/2018

Un equipo de investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) ha desarrollado unos pequeños andamios impresos en 3D que han sido fabricados con células madre de tipo neuronal para tratar estas complejas lesiones.

Por las limitaciones que acarrean y la dificultad para encontrar una forma óptima de corregirlas, las lesiones en la médula espinal son francamente complicadas para los profesionales sanitarios. Conscientes de esta problemática, un equipo de investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) ha ideado una posible solución.

Se trata de unos pequeños andamios impresos en 3D que han sido fabricados con células madre de tipo neuronal. De hecho, los científicos ya han creado un primer prototipo, con el que se busca unir las dos partes desconectadas de la médula espinal. Según indica el grupo de trabajo, este dispositivo podría llevar a una recuperación significativa de las habilidades funcionales en aquellos pacientes con lesiones notorias.

"Esta es la primera vez que alguien ha podido imprimir directamente en 3D células madre neuronales derivadas de células humanas adultas en una guía impresa en tres dimensiones"

"Esta es la primera vez que alguien ha podido imprimir directamente en 3D células madre neuronales derivadas de células humanas adultas en una guía impresa en tres dimensiones y hacer que las células se diferencien en células nerviosas activas en el laboratorio", ha explicado Michael McAlpine, coautor del estudio que aparece en la revista científica Advanced Functional Materials.

El proceso, prosiguen los investigadores, implica cosechar primero las células de un paciente y, posteriormente, convertirlas en células madre neuronales. Acto seguido, las células se imprimen en una guía de silicio que mantiene las unidades morfológicas vivas.

En este contexto, los expertos del centro académico americano apuntan que uno de los grandes desafíos era asegurarse de que las células permanecieran con vida durante el proceso de impresión. En las pruebas previas, los investigadores lograron que aproximadamente el 75% de las células impresas permanecieran vivas y listas para la implantación.

 


Cuidado con la artritis24/08/2018

Puede ser benigno o grave, pero los trastornos en las articulaciones son habituales en la madurez.

Sería más exacto hablar en plural y referirse a las artritis, o inflamaciones persistentes de las articulaciones que provocan dolor, tanto en reposo como en movimiento. Consideradas como uno de los problemas de salud más frecuentes entre los mayores de 50 años, las artritis existen bajo diversas formas, la más común de las cuales es la artrosis. Algunas artritis son «benignas», como las tendinitis; otras son graves, como la poliartritis reumatoide. Aunque afectan principalmente a las articulaciones, estas enfermedades pueden extenderse al hueso, al cartílago, a los músculos, a los tendones, a los ligamentos...

Los médicos distinguen cuatro causas y factores de riesgo esenciales: 
1) el sexo (las mujeres concentran el doble de casos que los hombres) 
2) la herencia familiar
3) traumatismos repetidos
4) el exceso de peso (relacionado con artrosis en las rodillas).

En cuanto a los síntomas, varían dependiendo del tipo de artritis de que se trate. Por ejemplo, las artritis inflamatorias provocan enrojecimiento, dolor, hinchazón y calor en las articulaciones afectadas. Entre otros síntomas, pueden citarse la rigidez de las articulaciones por la mañana o tras el reposo, los dolores constantes o intermitentes, la pérdida de movilidad en una articulación... Los dolores que se producen al hacer tareas cotidianas, como atarse los zapatos o abrir una botella, constituyen también signos de alerta.


Fisioterapia y Sexualidad22/08/2018

Qué es la fisiosexología

Es la rama de la fisioterapia que aborda la rehabilitación del suelo pélvico y la disfunción sexual. Se conoce también como fisioterapia de suelo pélvico y engloba un conjunto muy amplio de disfunciones, que se pueden tratar con éxito a partir de ejercicios musculares y terapia manual. Entre ellas, las más habituales serían la dispareunia, el vaginismo, la anorgasmia, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, incontinencia urinaria.

Aunque cada vez se oye más hablar acerca de la fisiosexología sigue siendo, aún, una gran desconocida. Lo primero a tener en cuenta es que, aunque hay más incidencia en disfunciones de suelo pélvico en mujeres, debido a nuestra fisiología, también los hombres las sufren.

Debido a que las causas pueden ser diferentes, es importante que consideremos que el tratamiento debe ser multidisciplinar: ginecólogos, psicólogos-sexólogos y fisioterapeutas, han de trabajar en conexión. El fisioterapeuta es quien se va a encargar de los problemas que tienen que ver más con la fisiología.

Pero, ¿Qué hace un fisiosexólogo o fisioterapeuta de suelo pélvico? ¿Para qué vale? ¿Realmente necesitamos su ayuda en el ámbito sexual? Y, ¿Cómo va a tratarnos?

 Existen cuatro ámbitos en la rehabilitación del suelo pélvico:

Urología. Tratando incontinencia urinaria, patología prostática o prolapsos, entre otros.

Ginecología y obstetricia. Donde se suelen tratar trastornos de la menstruación, menopausia, preparación al parto o recuperación postparto

Coloproctología. Ocupándose del estreñimiento, incontinencia de heces y temas relacionados.

Fisiosexología. Es la gran desconocida y ayuda mucho a solucionar disfunciones de tipo sexual.

Según las cifras que nos ofrece la experta en mujer, la disfunción sexual es el trastorno más común en mujeres con patología de suelo pélvico. Cuatro de cada cinco mujeres con disfunción de suelo pélvico, presentan anorgasmia, dolor o sequedad vaginal, incontinencia de esfínteres o prolapsos, debido a la falta de tono en la musculatura de suelo pélvico.

Además de desconocimiento, aún existen muchos mitos que nos hacen creer que las disfunciones sexuales son normales y hay que convivir con ellas. Sin embargo, no es así.

Qué ocurre en una consulta de fisiosexología

Es necesaria una entrevista clínica y una valoración musculoesquelética exhaustiva para establecer las bases de diagnóstico y tratamiento. Esto incluye una valoración de la zona genital, de carácter ginecológico o urológico, y de todo el área abdominal, pélvica y lumbar.

El suelo pélvico es clave en las disfunciones sexuales. Reequilibrar la fuerza, el tono y la flexibilidad del suelo pélvico es fundamental para poder disfrutar de las relaciones sexuales y esto lo conseguimos a través de técnicas específicas de recuperación funcional.

"Las algias coitales, como son la dispareunia o el vaginismo, están habitualmente asociadas a hipertonías o exceso de tensión de la musculatura del suelo pélvico.

Una de las más utilizadas sería la gimnasia abdominopélvica o la gimnasia abdominal hipopresiva. "Estas técnicas ayudan a englobar la pelvis y el suelo pélvico dentro de nuestro esquema corporal y, por tanto, nos ayudan a ser más conscientes del área pélvica. Así, se aumenta la irrigación sanguínea a la zona genital, cuestión básica para la erección del clítoris o el pene, y se normalizan las tensiones musculares del suelo pélvico.


Lesiones típicas del crossfit17/08/2018

CrossFit se ha convertido en este último tiempo en la actividad predilecta de muchos. Sin embargo, es necesario saber que, al tratarse de una práctica que obliga al cuerpo a llegar al máximo, está contraindicada para principiantes o personas de pobre condición física.

Cada vez con más frecuencia, los fisioterapeutas reciben en sus consultorios a personas que han sufrido lesiones por practicar CrossFit sin la asistencia necesaria de un profesional del deporte.

Las zonas del cuerpo más vulnerables a lesionarse con esta actividad son:

Hombros: Puede aparecer inflamación en el músculo supraespinoso, situado en la región posterosuperior del hombro. Los síntomas de la lesión en esta zona son la falta de tonicidad en los tendones, ligamento transverso del humero o inflamación del supraespinoso.

Nervio radial: Es el responsable de la sensibilidad de la cara posterior y lateral de brazo y antebrazo, dorso de la mano y cuatro primeros dedos, y extensión y supinación de antebrazo, mano y dedos. En muchas ocasiones, puede resentirse como lesión reflejo del hombro.

Muñeca: La pérdida de la flexibilidad en la muñeca podría estar indicando una lesión en la zona. Reposo de 2 a 5 semanas y estiramientos para recuperar la flexibilidad debieran ser suficientes para tratar esta lesión.

Rodilla: Sobrecargas en las rodillas, ejercicios de impacto y posturas exigidas en la ejecución de los ejercicios demandarán al tendón que se estire más de lo habitual, provocando dolores en la parte anterior de la misma.

Espalda baja: Es una de las lesiones más comunes en la práctica del CrossFit. Comúnmente está causada por una mala técnica al realizar movimientos de extensión de cadera rápidos o lentos, aunque también puede tener que ver con una errónea prescripción de peso, calentamiento insuficiente o falta de flexibilidad en los músculos extensores de la cadera.

Hay que recordad que uno de los principales motivos de lesión suele venir debido a un mal patrón de movimiento por parte del sujeto, motivado por un error mecánico, entre otros por parte de flexibilidad, acortamiento muscular…, y que es necesario intervenir a conciencia antes de comenzar tan siquiera a subir de peso en los ejercicios.

No debes olvidar que el CrossFit se trata de una disciplina que ha sido creada originariamente para entrenar a policías, marinos y bomberos. Si bien es cierto que con perseverancia y dedicación los resultados pueden ser muy buenos, también es cierto que se trata de un ejercicio de alta intensidad que, si no se practica bajo la tutela de un profesional, puede producir lesiones crónicas.

Estas son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta antes de comenzar con la actividad:

Resulta indispensable cuidar la técnica en cada movimiento. Al inicio es recomendable permanecer cerca del instructor hasta familiarizarse con el ejercicio. Conseguir una correcta biomecánica desde el inicio evitará errores y vicios que podrían generar lesiones en un futuro.

La intensidad de la actividad debe siempre adecuarse a la condición física de cada persona, ya que no todos los individuos asimilan las cargas de la misma manera. Asegúrate de entrenar en lugares asistidos por profesionales capaces de asesorarte en este sentido.

Como en cualquier otro deporte, es vital mantenerse hidratado durante el entrenamiento.

Antes de apuntarte a una clase de CrossFit, es fundamental que pases un control médico físico.

Si bien CrossFit puede resultar tan eficaz como entretenido, debes evaluar a qué precio. Siempre es recomendable hablar primero con un profesional capaz de aconsejarnos cuál es el tipo de entrenamiento más adecuado en función de nuestros objetivos, pero también de nuestra condición física. Recuerda que siempre es preferible obtener resultados a largo plazo, antes que vernos obligados a interrumpir nuestra actividad de manera definitiva a causa de una lesión.

 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.