Tendinitis en el embarazo05/02/2019

Muchas embarazadas sufren bursitis y tendinitis durante el embarazo. Estos síndromes producen dolor, sensibilidad e inflamación de las articulaciones, tales como tendones, ligamentos y la bursa (bolsa de líquido que amortigua los movimientos y las rozaduras entre músculos y huesos).

La tendinitis es una molestia que consiste en una inflamación o irritación del tendón, el cual es un cordón voluminoso que conecta el músculo con el hueso y nos permite realizar movimientos. Una de las tendinitis más frecuentes en las embarazadas es el síndrome del túnel carpiano y la fascitis plantar que, al igual que el resto de este tipo de dolencias, son el resultado de uno o varios factores (malas posturas, malos hábitos al caminar, sobreesfuerzos, artritism etc,).

Consejos 

  • Haz estiramientos antes de practicar deporte
  • Aplica una bolsa de gel fría sobre la zona del dolor
  • El frío te ayudará a reducir la inflamación inicial. Pasadas 48 horas, utiliza una bolsa eléctrica caliente o o una toalla húmeda calentada.
  • Corrige tu postura al sentarte y al acostarte
  • Evita el estrés y la tensión

Posibles causas de la tendinitis en el embarazo

Las causas de la tendinitis son múltiples. Una mala postura, malos hábitos al caminar o un sobreesfuerzo realizando un movimiento o practicando ejercicio pueden motivar esta dolencia. Es importante descansar lo suficiente,  corregir la postura corporal, ya sea si estás sentada y acostada, y practicar ejercicio moderado, como pilates o yoga para embarazadas.

 Advertencia


Si se tratan a tiempo, las tendinitis no suelen ser graves. Sin embargo, es esencial guardar reposo y consultar a un especialista el tratamiento adecuado para recuperarte lo antes posibles y evitar que la tendinitis se torne crónica.

Tratamientos para tratar la tendinitis

Sólo tu médico podrá indicarte el tratamiento para la tendinitis en el embarazo. Puede que te recete fármacos o medicinas sin receta (de venta libre) para ayudarte a aliviar el dolor o la inflamación. También puede recomendarte un fisioterapeuta para que te administre tratamientos de calor y frío, terapias de ultrasonido o un programa de ejerciciospersonalizado para tratar la tendinitis.

 

Remedios para tratar la tendinitis en el embarazo

Si notas dolor en alguna articulación, aplica frío para rebajar la posible inflamación y guarda reposo unos días. Si el dolor persiste, consulta a tu médico qué cremas o pomadas puedes aplicarte o si es necesario someterte a una prueba específica para confirmar o descartar que se trata de un caso de tendinitis.


Dolor de Articulaciones por el Frío31/01/2019

Existe una correlación directa entre las bajas temperaturas y la humedad, con el dolor. Sin embargo, esta relación dependerá mucho de la sensibilidad de los pacientes a los factores ambientales y, sobre todo, a los barométricos. De esta manera, puede darse la situación de que determinadas personas puedan prever la llegada de lluvias o un cambio de temperatura como si fueran meteorólogos basándose en sus dolencias articulares.


Concretamente, el frío produce una vasoconstricción que afecta el aporte de sangre al músculo, lo que genera contracturas y rigideces que empeoran la estabilidad articular, que ya está afectada por la patología degenerativa propia de la edad: artropatía degenerativa, pérdida de fuerza muscular y pérdida de colágeno. También disminuye la elasticidad de los ligamentos y tendones.

En un cuadro de síndrome miofascial, con múltiples puntos gatillo (aquellos que dan dolor referido a otra parte del cuerpo) y dolorosos a la palpación, el frío multiplica el dolor. Además, el frío produce hiperalgesia (respuesta aumentada a un estímulo doloroso) mecánica por el estímulo de los receptores del dolor.

Cómo evitar los síntomas

Es importante protegerse del frío, sobre todo en las extremidades inferiores, las extremidades superiores y la cabeza, que son las partes más expuestas. También es recomendable aplicar fuentes de calor sencillas como parafina, paños calientes o fricciones con alcohol de romero. 


En el llamado Síndrome de Raynaud (vasoconstricción de las arteriolas periféricas por frío), se pone nitroglicerina tópica, que ayuda a vasodilatar aportando sangre a las zonas más dolorosas, que suelen ser manos y pies.

En patologías crónicas como la artrosis están muy indicados los spas, combinando aporte de calor por las aguas termales y ejercicios. Aunque en lesiones deportivas y postraumáticas o fases muy agudas de artritis el frío ayuda en las primeras 24 o 72 horas a una recuperación más rápida de las lesiones.


Fisiopilates durante el Pre Parto28/01/2019

 

 

El embarazo es una hermosa etapa en la vida de la mujer, sin embargo, los cambios fisiológicos y físicos que experimentan pueden provocar dolores y molestias. Una manera eficaz de aliviar estos síntomas, es la práctica del método Pilates. Este método, ejecutado debidamente bajo la supervisión de un profesional de la fisioterapia, hará que los objetivos se logren, obteniendo así el bienestar de la madre.

Con la práctica del Pilates, se busca solucionar a una serie de patologías comunes que se producen durante el embarazo: dolor de espalda, lumbopélvico y costal, cambios en la estabilidad pélvica, lesiones de tejidos blandos, inestabilidad de rodilla y tobillo, disfunción de la sínfisis púbica, síndrome del piramidal.

la función del Pilates es fortalecer la musculatura debilitada y potenciar aquella que soportará más tensiones destinada a la sujeción del bebé. Todos los ejercicios deben combinarse con un control de la respiración diafragmática, que son de vital importancia y ayudarán a la madre a relajarse

Beneficios en el pre-parto

  • Disminuye los dolores de espalda.
  • Acelera el proceso de recuperación post-parto.
  • Mejora la circulación periférica, disminuyendo los edemas que se forman en los miembros inferiores.
  • Facilita el pujo.
  • Aumenta la agilidad.
  • Prepara el suelo pélvico para el momento del parto
  • Mejora la autoestima y el estado anímico
  •  

Contraindicaciones 

Sin embargo aunque existan todos estos maravillosos beneficios , hay una serie de contraindicaciones, que impedirán la práctica de Pilates durante el embarazo:

  • Durante las 12 primeras semanas de gestación, por riesgo de aborto.
  • Si aparecen contracciones o hay dolor asociado al movimiento.
  • Cuando hay patologías asociadas al embarazo que impidan realizar ejercicio (diabetes gestacional, por ejemplo).
  • Si hay pérdida de líquido o sangre.

Cabe destacar que en los últimos 45 días de gestación, según la evolución del embarazo y el criterio del médico, se podrá seguir practicando Pilates o no. Hay mujeres que lo realizan hasta el momento de dar a luz.

 


OMS: las 10 amenazas de la salud de 201925/01/2019

Los retos de salud del mundo son variados e incluyen desde el peligro de los movimientos anti vacunas y el aumento de las tasas de obesidad hasta los efectos en la salud de la contaminación ambiental y el cambio climático, hasta las súper bacterias y las crisis humanitarias emergentes. 

Para enfrentar estas amenazas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un nuevo plan estratégico quinquenal: el 13º Programa General de Trabajo. Se propone que 1,000 millones de personas tengan acceso a la cobertura de salud universal, que 1,000 millones de personas estén protegidas de las emergencias de salud y que otras 1,000 millones disfruten de mejor salud y bienestar. 

Éstos son 10 de los muchos problemas que demandarán atención de la OMS y sus socios en 2019, enumerados por la organización:

1. Contaminación del aire y cambio climático

Nueve de cada diez personas respiran aire contaminado todos los días. La OMS considera que la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud. Los contaminantes pueden penetrar los sistemas respiratorios y circulatorios dañando los pulmones, el corazón y el cerebro, matando a 7 millones de personas prematuramente cada año por enfermedades como el cáncer, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas y pulmonares.

Alrededor del 90% de estas muertes se producen en países de ingresos bajos y medianos, con altos volúmenes de emisiones de la industria, el transporte y la agricultura, así como estufas y combustibles de los hogares.

La causa principal de la contaminación del aire (la quema de combustibles fósiles) también contribuye de manera importante al cambio climático.

Este año, la Cumbre sobre el clima de las Naciones Unidas (ONU) a realizarse en septiembre tendrá como objetivo fortalecer la acción y la ambición climáticas en todo el mundo, que está en vías de calentarse más de 3° C en este siglo.

2. Enfermedades no transmisibles

Las enfermedades no transmisibles como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas, son responsables colectivamente de más del 70% de todas las muertes en todo el mundo, es decir, 41 millones de personas. Hay 15 millones de personas que mueren prematuramente (entre los 30 y los 69 años).  

El aumento de estas enfermedades se debe a cinco factores de riesgo principales: el consumo de tabaco, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, las dietas poco saludables y la contaminación del aire. Estos factores de riesgo también exacerban los problemas de salud mental, que pueden originarse desde una edad temprana: el suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y los 19 años. 

Este año, la OMS trabajará con los gobiernos para ayudarles a cumplir con el objetivo global de reducir la inactividad física en un 15% para 2030.

3. Pandemia global de influenza

El mundo enfrentará otra pandemia de influenza, lo único que no sabemos es cuándo llegará y qué tan grave será. Y pondrá a prueba el sistema de preparación y respuesta ante emergencias sanitarias de cualquier país.  

La OMS supervisa constantemente la circulación de los virus de la influenza para detectar posibles cepas pandémicas: 153 instituciones en 114 países participan en la vigilancia y respuesta globales.

Cada año, la OMS recomienda qué cepas deben incluirse en la vacuna contra la gripe para proteger a las personas de la gripe estacional. En caso de que una nueva cepa de gripe desarrolle un potencial pandémico, la OMS ha establecido una asociación única con todos los actores principales para garantizar un acceso efectivo y equitativo a los diagnósticos, vacunas y tratamientos antivirales, especialmente en los países en desarrollo.

4. Entornos frágiles y vulnerables

Más de 1,600 millones de personas -el 22% de la población mundial- viven en lugares donde las crisis prolongadas (sequía, hambre, conflictos y desplazamiento de la población) y los servicios de salud débiles los dejan sin acceso a la atención básica.

La OMS continuará trabajando en estos países para fortalecer los sistemas de salud a fin de que estén mejor preparados para detectar y responder a los brotes, así como para brindar servicios de salud de alta calidad, incluida la inmunización.

5. Resistencia antimicrobiana

El desarrollo de antibióticos, antivirales y antimaláricos son algunos de los mayores éxitos de la medicina moderna. Ahora, el tiempo con estos medicamentos se está acabando.

La resistencia a los antimicrobianos (antibióticos) amenaza con enviarnos a un momento en que no podemos tratar fácilmente infecciones como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea y la salmonelosis. La incapacidad para prevenir infecciones podría comprometer seriamente la cirugía y los procedimientos como la quimioterapia.  

La resistencia a los medicamentos está impulsada por el uso excesivo de antimicrobianos en las personas, pero también en los animales, especialmente en aquellos que se utilizan para la producción de alimentos, así como en el medio ambiente. La OMS está trabajando con estos sectores para implementar un plan de acción global para abordar la resistencia a los antimicrobianos aumentando la conciencia y el conocimiento, reduciendo la infección y fomentando el uso prudente de éstos.

6. Ébola y otros patógenos de alta amenaza

n 2018, la República Democrática del Congo padeció dos brotes distintos de ébola (un patógeno de alta amenaza) que se extendieron a ciudades de más de 1 millón de personas.

En una conferencia sobre preparación para emergencias de salud pública celebrada en diciembre de 2018, se designó a 2019 como un “Año de acción en la preparación para emergencias de salud”.

Incluye enfermedades como el ébola, otras fiebres hemorrágicas, Zika, Nipah, coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y la enfermedad X, que representa la necesidad de prepararse para un patógeno desconocido que podría causar una grave epidemia.

7. Débil atención primaria de la salud

La atención primaria de salud suele ser el primer punto de contacto que tienen las personas con su sistema de atención médica, y lo ideal es que brinden una atención integral, accesible y comunitaria durante toda la vida.

Sin embargo, muchos países no cuentan con instalaciones adecuadas de atención primaria de salud. En 2019, la OMS trabajará con sus socios para revitalizar y fortalecer la atención primaria de salud en los países y dar seguimiento a los compromisos específicos asumidos.

8. Resistencia a las vacunas

La vacilación de la vacuna (la renuencia o el rechazo a vacunarse a pesar de la disponibilidad de vacunas) amenaza con revertir el progreso realizado en la lucha contra las enfermedades prevenibles por vacunación. Ésta es una de las formas más confiables de evitar enfermedades: actualmente previene de 2 a 3 millones de muertes por año y podrían evitarse otros 1,5 millones si se mejorara la cobertura mundial de vacunas.  

Las razones por las cuales las personas eligen no vacunarse son complejas; para la OMS, los inconvenientes en el acceso a las vacunas y la falta de confianza son razones clave.

En 2019, la OMS incrementará el trabajo para eliminar el cáncer cervical en todo el mundo al aumentar la cobertura de la vacuna contra el VPH; y también se propone aumentar la vacunación contra el poliovirus.

9. Dengue

Esta enfermedad transmitida por mosquitos que puede ser letal y matar hasta el 20% de las personas con dengue grave, ha sido una amenaza creciente durante décadas.

Un gran número de casos ocurren en países como Bangladesh y la India. La enfermedad se está propagando también a países menos tropicales y más templados, como Nepal.

Se estima que el 40% del mundo está en riesgo de contraer dengue y hay alrededor de 390 millones de infecciones al año. La estrategia de la OMS para el control del dengue tiene como objetivo reducir las muertes en un 50% para 2020.

10. Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

El progreso logrado contra el VIH ha sido enorme en cuanto a que las personas se realicen las pruebas, accedan a antirretrovirales (22 millones están en tratamiento) y tengan acceso a medidas preventivas, como una profilaxis previa a la exposición.

Sin embargo, la epidemia continúa. Casi un millón de personas cada año mueren de VIH/SIDA. Hoy en día, alrededor de 37 millones en todo el mundo viven con VIH.

Este año, la OMS trabajará con los países para apoyar la introducción de la autoevaluación para que más personas que viven con VIH conozcan su estado y puedan recibir tratamiento.

 

 

 

 

 

 

 


En invierno se propagan más los gérmenes19/01/2019

El invierno es la época del año en la que se produce el mayor número de atenciones sanitarias. Una situación que se produce principalmente por la epidemia de la gripe y a que el frío y el contraste continuo de temperaturas, entre lugares con calefacción y al aire libre, debilita el sistema inmunológico. Estas condiciones son perfectas para que los gérmenes y algunos virus aumenten su propagación e incrementen su incidencia en la salud de las personas con respecto a otras épocas del año

Pero además existen otros factores que determinan la transmisión de virus y la presencia de bacterias. En este época del año, debido a las inclemencias meteorológicas y a las bajas temperaturas, disminuye el tiempo de ventilación de los inmuebles y aumenta el periodo que pasamos encerrados en oficinas, viviendas, centros comerciales o medios de transporte. Lugares que están frecuentados por cientos de personas por lo que el contacto entre un mayor número de ciudadanos puede fomentar la propagación de los gérmenes, bacterias y virus.

La medida preventiva más efectiva es la higiene de manos en el hogar y el trabajo

Así, las enfermedades infecciosas se propagan por contacto directo o indirecto con otra persona, a través del aire, por objetos contaminados, por contacto físico, por el intercambio de fluidos corporales mediante la tos y los estornudos.

“La contención de la tos y los estornudos es importante, pero la medida preventiva más efectiva es la higiene de manos en el hogar, el trabajo y dondequiera que vaya. Un lavado de manos con agua y jabón a menudo, especialmente antes de tocarse la cara es la forma más adecuada de prevenir la propagación de infecciones”, apunta Lynn Cravero, responsable de enfermería del control de infecciones del hospital de Snoqualmie Valley en EE.UU.

Higiene de ropa de abrigo, manos y cara

En este sentido, la higiene se convierte en un elemento fundamental para evitar contagios y enfermedades pero no solo la corporal. En invierno, muchas personas descuidan el lavado de la ropa de abrigo como chaquetas, guantes, gorros o bufandas. Unas prendas que están expuestas en lugares públicos y que pueden entrar en contacto con cientos de elementos por lo que pueden albergar gérmenes y aumentar su propagación.

En espacios públicos cerrados, la exposición a los gérmenes es alta y enfermar es muy fácil

“Los abrigos y accesorios de invierno no son diferentes de cualquier otra prenda de vestir en cuanto a la necesidad de lavado … quizás no tan a menudo, pero con cierta frecuencia”, señala Vicki Allen, presidenta del comité de comunicaciones de la Asociación de Profesionales en Control de Infecciones de Epidemiología (APIC).

Por su parte, el experto en microbiología de la Universidad de Arizona en EE.UU. Charles Gerba, en una información recogida por el diario New York Post, señala que la gente no suele lavar mucho los abrigos de invierno. “En espacios públicos cerrados, la exposición a los gérmenes es alta y enfermar es tan fácil como tocar un objeto en el metro y frotarse la nariz, ya que solemos tocarnos la cara unas 16 veces por hora”, detallaba el experto.

Por ello, debe prestarse una mayor atención a la limpieza tanto de las manos como de la ropa de abrigo para evitar, en la medida de lo posible, la propagación de virus y gérmenes. “Generalmente recomiendo lavar las cosas que usas en público una vez a la semana”, aconsejó el experto sobre la frecuencia de higienizar las prendas de invierno.

 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.