5 lesiones más comunes en el gimnasio08/07/2019

Es muy común ver a personas en el gimnasio ejecutando mal los ejercicios: este es un trabajo que deben corregir los monitores de sala, ya que (en teoría) son las personas formadas para hacernos entender cómo debemos realizar un entrenamiento. Sin embargo, entre que algunos usan más peso del que deben o realizan posturas arcaicas, más de uno tiene que visitar al fisioterapeuta de manera frecuente.

Para evitar las posibles lesiones físicas que puedes experimentar si acudes al gimnasio, es recomendable que conozcas las que suceden más a menudo. No tiene porqué sucederte si realizas bien todos tus ejercicios y mantienes una postura adecuada, pero de esta forma podrás prevenirlas y anticiparte a ellas.

 

Estas son las 5 lesiones más comunes en el gimnasio.

 

Contracturas

Si estás trabajando musculación en el gimnasio es posible que debido a un mal gesto o a demasiada tensión muscular experimentes una contractura que puede provocar que tengas que interrumpir el entrenamiento incluso durante varios días. Resultan muy molestas y suelen producirse en la zona del cuello y de los hombros. ¿Cómo evitarlas? Con un calentamiento adecuado y una correcta progresión de ejercicios en la que vayas aumentando su intensidad o peso gradualmente será suficiente.

 

Agujetas

No se trata de una lesión grave, pero al fin y al cabo las agujetas son pequeñas roturas de las fibras musculares que pueden incapacitarte para hacer ejercicio durante varios días. Además, pueden ser muy dolorosas y pueden provocar que actividades de tu día a día como andar supongan un gran esfuerzo. Para evitarlas, tendrás que hacer deporte siempre aumentando la intensidad de manera progresiva: deberás adaptarte paulatinamente al ejercicio o al peso que estés levantando si estás trabajando musculatura.

 Tendinitis

Un sobreesfuerzo o una sobrecarga excesiva puede hacer que los tendones se inflamen. Para no sufrir esta lesión es importante que realices un buen trabajo de calentamiento centrándote sobre todo en la parte del cuerpo que va a hacer el esfuerzo físico. El objetivo de esto es lograr que los tendones sean más elásticos y así aguanten mejor la intensidad del ejercicio que realices sin que lleguen a lesionarse. También tendrás que llevar a cabo tu entrenamiento de manera minuciosa y ejecutar adecuadamente todos los ejercicios. En caso de verte afectado por una tendinitis tendrás que acudir al doctor para tratarla cuanto antes e interrumpir tu sesión de deporte durante algún tiempo.

 

 Dolores de espalda

Cuando estamos trabajando un grupo muscular y haciendo ejercicios de peso muerto, es muy común que se produzcan dolores de espalda. Estos pueden ser momentáneos o, si se trata de algo más grave, puede extenderse en el tiempo e incluso necesitar tratamiento médico y mucho reposo. Para evitarlos lo principal es mantener siempre la postura correcta al levantar el peso y hacer caso de las recomendaciones de nuestro monitor. Un truco para controlar la postura es mirarse en un espejo mientras se están realizando los ejercicios de pesas. Así seremos más conscientes de la posición de todo nuestro cuerpo.

 

 Lesiones en la rodilla

Un estilo de vida sedentario puede provocar que la cadera no tenga la suficiente fuerza y al hacer deporte todo nuestro peso caiga sobre la rodilla. Las sentadillas son muy recomendables para prevenir estas posibles lesiones de rodilla, además de llevar un calzado adecuado para el tipo de actividad y que así los pies tengan la estabilidad adecuada.

 


La fisioterapia como aliada para dejar de fumar05/07/2019

La fisioterapia respiratoria representa todo un abordaje de mejora de la calidad de vida de los pacientes con problemas respiratorios de diversa índole, especialmente de aquellos que han dejado o quieren dejar el hábito del tabaco. En concreto, ayuda a mejorar la respuesta fisiológica que se produce en los primeros momentos tras abandonar el tabaco, con las técnicas llamadas de aclaramiento bronquial, ha explicado la decana del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, Aurora Araújo. 

Araújo ha explicado que el aclaramiento bronquial es un proceso que se produce a partir del tercer o cuarto día tras el último cigarrillo, cuando empieza a haber mayor movilidad de los cilios del árbol bronquial para favorecer la higiene bronquial. El fumador suele asociar erróneamente el aumento de secreciones y tos a un empeoramiento que es en realidad un síntoma de un mejor funcionamiento del sistema respiratorio”, incide Araújo. 

El papel del fisioterapeuta en estos días es fundamental para ofrecer esta información al paciente y que comprenda que se trata de una sensación normal que es síntoma de que los pulmones empiezan a notar cómo se limpian tras haber dejado el tabaco. 

Además, el fisioterapeuta puede convertirse en un perfil  fundamental para “acompañar al paciente en el camino de esta deshabituación tabáquica, apoyando el refuerzo positivo y facilitando la comunicación, desechando falsos mitos que surgen habitualmente en este proceso como por ejemplo, que un cierto número de cigarros al día no son un mal hábito, o que no se debe dejar de fumar de golpe”, explica la decana del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, Aurora Araújo.


Fisioterapia en la tercera edad02/07/2019

El ejercicio físico durante la tercera edad es muy recomendable para mantener una buena calidad de vida. La realización de deporte y de rehabilitación, después de sufrir algún tipo de enfermedad, conlleva unos beneficios altos para la salud de la persona. Por este motivo el papel de los fisioterapeutas es fundamental para poder adaptar el ejercicio físico a las capacidades de cada paciente.

Una de las principales funciones de la fisioterapia en tercera edad es la de mantener un grado de movilidad e independencia que nos permita sentirnos bien y capaces en el ambiente en el que nos desenvolvemos.

Es precisamente por esta razón por lo que es tan importante que los adultos mayores siempre tengan opciones de contar con este tipo de tratamientos, la fisioterapia no ha de ser solo una terapia reparadora y es precisamente en el campo de la tercera edad donde la fisioterapia puede extender más su acción y probar sus extraordinarios beneficios para la salud en el sentido más amplio de la palabra.

Los tratamientos de fisioterapia pueden aplicarse tanto para ayudar a mejorar la salud del anciano, después de haber sufrido una enfermedad o una operación, o para aliviar los dolores cuando se está a mitad de algún tratamiento. Pero también es recomendable el tratamiento de los fisioterapeutas, para prevenir dolencias y para mejorar los problemas propios de la edad y de esta forma aumentar la calidad de vida.

De esta manera, la fisioterapia en tercera edad interviene con técnicas eficaces para tratar deficiencias motrices, programar ejercicio físico adaptado, fortalecer la fuerza muscular, mejorar la resistencia y el equilibrio, valorar la postura y siempre orientados a devolver la confianza en sus capacidades a nuestros mayores.


¿El calor de verano empeora los síntomas del dolor crónico?28/06/2019

Hay una serie de trastornos de dolor crónico que se ve influido por las altas temperatura, y aunque los expertos no siempre pueden explicar el «por qué» detrás de esta influencia, el hecho es que se ha convertido en algo común y que no se puede ignorar.

Echemos un vistazo a algunos trastornos de dolor crónico y cómo pueden ser influenciados por las altas temperaturas del verano y lo que puede hacer para librarse del calor.

Trastornos crónicos del dolor y el calor

Artritis

Es común que las personas con osteoartritis o artritis inflamatoria (por ejemplo, la artritis reumatoide) vinculen el clima con su dolor. Mientras que la mayoría de la gente apunta a la humedad, lluvia y / o clima frío, como un factor que empeora su dolor en las articulaciones, mientras que otras personas notan que su dolor en las articulaciones empeora con el clima caliente.

Por ejemplo, en un estudio de personas mayores con osteoartritis, casi el 5% informó que el clima caliente influyó en el dolor de sus articulaciones. Los expertos sugieren que cuando se trata del clima y del dolor en las articulaciones, los cambios de temperatura y la humedad influyen en cómo los tejidos (por ejemplo, tendones y ligamentos) dentro de una articulación se expanden y contraen, lo que puede provocar dolor.

Esclerosis múltiple

Aunque no se reconocía como un síntoma en la esclerosis múltiple (EM), ahora se cree que el dolor juega un papel importante en esta enfermedad neurológica crónica. De hecho, la investigación sugiere que aproximadamente el 70 al 80% de las personas con EM progresiva y el 50% de las personas con EM recurrente-remitente experimentan dolor.

Los tipos de dolor incluyen el signo de Lhermitte, dolor neuropático en los brazos y / o las piernas, dolor de espalda, espasmos musculares y neuralgia del trigémino.

¿Cómo influye el calor en el dolor en la EM? Cualquier factor que eleve la temperatura del cuerpo, incluyendo un día caluroso de verano, puede empeorar los síntomas de la EM. De hecho, esto es tan común que los expertos incluso tienen un nombre para él, llamado el fenómeno Uhthoff. La buena noticia es que una vez que una persona se enfría, los síntomas desaparecen.

Fibromialgia

En un estudio de internet de gran tamaño, el 80% de los encuestados con fibromialgia informó cambios con el clima como un factor que empeoró sus síntomas, aunque los cambios climáticos específicos no fueron descritos.

La National Fibromyalgia Association (Asociación Nacional de Fibromialgia) apoya aún más el vínculo entre el clima y el dolor relacionado con la fibromialgia, aunque afirman que el dolor generalmente empeora por el clima frío y húmedo. Por lo tanto, al igual que otras condiciones reumatológicas, el clima frío y húmedo parece ser más culpable que l clima caliente y seco, aunque los días de verano también pueden ser bastante húmedos, dependiendo de dónde viva.

En general, se ha informado de que muchas personas con fibromialgia tienen «sensibilidad a la temperatura» o un empeoramiento de sus síntomas (por ejemplo, dolor muscular o fatiga) con cualquier fluctuación extrema de la temperatura, ya sea caliente o fría.

Dolores de cabeza y migrañas

Los cambios de temperatura son citados comúnmente como desencadenantes de los ataques de migraña y cefaleas de tipo tensión. Incluso más que simples fluctuaciones de temperatura, el calor de un día de verano puede conducir a la deshidratación, que puede desencadenar un dolor de cabeza o ataque de migraña.

¿Cómo saber si es realmente la temperatura, o es su estado de ánimo?

Algunos expertos creen que el clima caliente o frío puede influir en el estado de ánimo de una persona y, en consecuencia, esto puede influir en cómo esa persona percibe el dolor.

Por el contrario, en el estudio mencionado anteriormente sobre la osteoartritis, incluso después de controlar factores como la ansiedad y la depresión, las personas que se describieron como sensibles al clima todavía experimentaban más dolor en las articulaciones que las personas que no eran sensibles al clima.

Esto sugiere que los problemas de humor no explican completamente el vínculo entre el dolor de las articulaciones y la sensibilidad meteorológica.

Sin embargo, tiene sentido que un cambio de temperatura puede afectar la salud emocional de una persona, lo que puede afectar la forma en que perciben o interpretan el dolor.

El panorama general aquí es que se reporta muy comúnmente el dolor como para descartar la influencia de los cambios de temperatura en el dolor. Por lo tanto, mientras que la causa de su dolor sea real y no algo que se encuentre en su cabeza, su bienestar emocional probablemente desempeña un papel, aunque puede ser pequeño.

Consejos para librarse del calor

Para evitar que el calor agrave su dolor subyacente, aquí hay algunos consejos para mantenerse fresco:

  • Manténgase hidratado (a): Beba mucha agua y limite la ingesta de alcohol y cafeína.
  • Manténgase a la sombra cuando haya sol o en interiores con un aire acondicionado o ventilador.
  • Use ropa ligera y transpirable y use un sombrero y gafas de sol cuando esté afuera.
  • Lleve una botella de agua con usted o un mini-ventilador para mantenerse fresco.
  • Aplique una toallita fría en el cuello o deje correr agua fría sobre las muñecas para enfriarse rápidamente.

 


Nuevo hueso en la base del cráneo por uso excesivo de smartphones24/06/2019

David Shahar, científico y médico clínico de la Universidad de Sunshine Coast de Australia le dijo a la BBC que en la última década ha visto el nacimiento de dicha protuberancia en los pacientes.

Tras encontrar este tipo de anomalías, en 2016 se llevó a cabo un estudio que fue publicado en la revista Journal of Anatomy, donde se analizó a 218 personas de entre 18 y 30 años de edad.

De las cuales el el 41 % de ellas tenían estos “cuernos” en la cabeza de más de 10 milímetros y mientras que al 10% de los pacientes les creció una protuberancia de más de 20 milímetros.

En el año 2018, Shahar publicó otro estudio en la revista Nature, donde se determinó la edad de las personas que contaban con ese tipo de formaciones. 

En este estudio participaron 1,200 individuos de entre 18 y 86 años, y el análisis concluyó que era notablemente más probable encontrar estos “cuernos” en los participantes de entre 18 y 30 años.

¿Por qué aparecen estos cuernos?

Según el investigador, la culpa es de los smartphones y el uso excesivo que tienen en nuestra vida diaria. 

El motivo es porque cuando inclinamos la cabeza para ver la pantalla del smartphone los músculos del cuello se tensan para sostener la cabeza, cuyo peso aproximado es de 4.5 kilogramos.

Es justamente en donde nacen estos “cuernos” el lugar donde se ejerce una mayor presión muscular cuando inclinamos la cabeza, razón por la cual el cuerpo crea un nuevo “hueso” que permita repartir mejor el peso de la cabeza a otras áreas del cuerpo.

En el lugar donde aparece este pico se concentra una gran presión muscular, y los especialistas creen que el cuerpo trata de adaptarse para aliviar esta presión creando nuevos huesos que ayuden a repartir el peso de la cabeza por una superficie mayor.



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.