Qué es y cómo se trata la lesión del “manguito rotador”04/06/2019

Un dolor en el hombro que habitualmente aqueja durante la noche no debe dejarse pasar. Podría ser síntoma de la rutpura del "manguito rotador", una lesión que afecta principalmente a trabajadores vinculados a la construcción y a deportistas.

Se conoce como “manguito rotador” a un grupo de tendones y músculos, con distintas funciones específicas, ubicados en el hombro. La lesión puede presentarse como en forma de inflamaciones, rupturas parciales y/o totales, agudas o crónicas, precisa el médico traumatólogo Carlos Lupotti, especialista en cirugía de hombro, codo, muñeca y mano, que responde las preguntas más frecuentes:

¿Por qué se produce la lesión?

Las causas más comunes son de origen traumático (caídas, sobrecargas, malos esfuerzos con peso) o microtraumático, por sumatoria de esfuerzos. La lesión puede presentarse en forma de inflamaciones,rupturas parciales y/o totales, agudas o crónicas.

¿A quiénes afecta?

Por lo general, se da a partir de los 40 años. Las personas que realizan actividades deportivas o laborales, obligadas a hacer movimientos repetitivos que involucren elevar el miembro superior por encima de la cabeza, son más propensas a padecerlo. Por ejemplo, tenistas, jugadores de básquet y handball, pintores y albañiles, entre otros.

¿Cuáles son las señales de alerta?

Entre los síntomas, sobresalen el dolor (permanente o no) y que aumenta durante la noche, la limitación o pérdida de movimiento ante alguna maniobra básica como por ejemplo podar jardines, colgar ropa oguardar un bolso en un compartimento de altura.

El traumatólogo destaca la importancia de consultar a un especialista ante la aparición de síntomas "porque la lesión progresa con el transcurso del tiempo".

¿Cómo se diagnostica?

Mediante un exhaustivo examen físico, con maniobras específicas para cada uno de los tendones que lo componen. La resonancia magnética es el estudio indicado para clarificar el tipo de lesión y determinar el tratamiento. 

¿Cómo se trata?

Laedad del paciente, las actividades de la vida diaria, el cuadro clínico y el grado de la lesión existente son fundamentales a la hora de determinar el procedimiento a seguir, que puede ir desde kinesiología, antiinflamatorios e infiltración, hasta cirugía.

La recuperación depende del tipo de lesión, del estado de los tendones, tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas, tratamiento realizado y tipo de cirugía o rehabilitación kinesiológica.

La mejor forma de evitarlo es elongar y fortalecer la musculatura anterior, superior y posterior para lograr un equilibrio adecuado entre ellos y evitar desequilibrios cuando se ponen en funcionamiento con las actividades.


Fisioterapia y Esclerosis Múltiple30/05/2019

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria y desmielinizante que afecta, de forma adquirida, a la mielina del sistema nervioso central (SNC). Esta desmielinización  provoca una alteración de la conducción saltatoria típica de las vías mielinizadas normales, provocando un enlentecimiento e, incluso un bloqueo de dicha conducción.

La esclerosis múltiple implica habitualmente una serie de periodos de remisión y recaídas con una presentación impredecible

Algunos pacientes experimentan problemas de:

  • Movilidad
  • Equilibrio
  • Fatiga
  • Espasticidad (tensión muscular acusada que puede cursar con espasmos)

En este contexto, los fisioterapeutas son profesionales cuyos conocimientos pueden proporcionar terapias específicas y eficaces para el manejo de la enfermedad y de sus síntomas a largo plazo.

Concretamente, la actividad física adecuada y la fisioterapia pueden adaptarse de forma específica a las necesidades de cada paciente, y tienen el potencial de mejorar su rendimiento y su bienestar.

Los fisioterapeutas proporcionan programas de rehabilitación individualizados, facilitan el automanejo de la enfermedad por parte del paciente y pueden también contribuir a coordinar el programa de tratamiento y atención a personas con esclerosis múltiple.

En casos de esclerosis múltiple de mayor complejidad, la fisioterapia debe ser parte de una atención multidisciplinar, en la que participan equipos de diferentes especialidades, que prestan apoyo y evalúan la situación clínica de cada persona de forma habitual.

Hay evidencias científicas de que los programas de rehabilitación con este enfoque multidisciplinar pueden mejorar los niveles de actividad e independencia de las personas con esclerosis múltiple. Además, suponen una mejora en la calidad de vida.

Cómo se prepara el plan de tratamiento

La evaluación desde el punto de vista de la fisioterapia debe centrarse en:

  • Postura
  • Movimiento
  • Función

Además, se prestará atención a las limitaciones que pueden suponer otros factores diferentes:

  • Fatiga
  • Dolor
  • Otros

Tras la evaluación, el fisioterapeuta analizará los resultados y hablará con el paciente sobre sus intereses y necesidades individuales, que permitirán el diseño del mejor plan de tratamiento para su caso.

Otra de las condiciones del programa es que debe diseñarse de forma que pueda realizarse fácilmente en el domicilio del paciente, al menos en parte.

Un elemento que también se considera importante es la formación, ya que cuanto mejor conozca el paciente el objetivo y el contenido del programa, más fácil le resultará seguirlo de forma independiente.

En las fases iniciales de la esclerosis múltiple, es posible que los pacientes no presenten ningún problema en el desarrollo de sus actividades diarias. En este momento, la fisioterapia puede ser útil para proporcionar formación tanto a la persona con la enfermedad como a sus familiares o personas de su entorno más cercano.

Una de las recomendaciones más habituales en este punto es la importancia de realizar alguna actividad al aire libre, ya que de este modo el paciente se beneficiará de los efectos de la luz solar. Un reciente estudio al respecto indicaba que la exposición a la luz natural reduce el riesgo de esclerosis múltiple.

En fases moderadas, la terapia se centra en mejorar las funciones motoras con terapias que incrementan los siguientes factores:

  • Fuerza
  • Resistencia
  • Flexibilidad
  • Equilibrio
  • Ejercicios respiratorios
  • Empleo de instrumentos de apoyo
  • Modificaciones del entorno (domicilio o lugar de trabajo)

Además, la formación sobre cuáles son las posturas correctas pueden prevenir complicaciones en el futuro. Una colaboración estrecha entre los profesionales de fisioterapia, los cuidadores y otras personas próximas al paciente es un factor clave para el éxito de la terapia.

Beneficios de la fisioterapia asociados a síntomas específicos

Fatiga- Definida como un estado físico y mental de agotamiento, es un síntoma frecuente y debilitante de la esclerosis múltiple.

El ejercicio moderado (particularmente aeróbico) tiene un efecto positivo en la fatiga. Puesto que la fatiga suele empeorar a lo largo del día, suele ser ideal preparar las sesiones por la mañana y diseñar un plan que no sea excesivamente intenso.

También hay estrategias que permiten ahorrar energía en tareas cotidianas.

Espasticidad- No abundan los estudios sobre fisioterapia y espasticidad, aunque hay algunos trabajos que han mostrado cómo puede ayudar.

Hay ejercicios pasivos y activos que, realizados con regularidad y la intensidad adecuada, junto con estiramiento de grupos musculares antes y después de la actividad, pueden mejorar la espasticidad.

Paresias- Son parálisis inducidas por contracciones involuntarias de los músculos.

Las terapias ocupacionales y el ejercicio en medio acuático facilitan la función, este último particularmente, de las extremidades inferiores.

La fisioterapia ha mostrado beneficios en:

  • La capacidad de caminar
  • La resistencia
  • La capacidad de subir escaleras
  • Coordinación y equilibrio- Se ha mostrado que la formación en técnicas de equilibrio puede ser eficaz en la esclerosis múltiple.
  • Alteraciones cognitivas y del estado de ánimo- Existen también evidencias de una relación positiva entre el ejercicio aeróbico, la función cognitiva y el estado de ánimo en personas sanas. Otros estudios han confirmado el hallazgo en los pacientes con esclerosis múltiple.

¿ Adicción a los videojuegos es una enfermedad mental?22/05/2019

La Organización Mundial de la Salud (OMS) durante los últimos días ha estado reuniéndose para estudiar si la adicción a los videojuegos podría ser o no considerada una enfermedad oficial.

A día de hoy los videojuegos no solo se juegan en consolas de sobremesa como PlayStation 4 o Xbox u ordenadores, sino que gracias a la potencia y sobre todo, comodidad de los smartphones, ahora podemos disfrutar de los videojuegos en cualquier lugar y momento. De ahí que la OMS le empiece a preocupar el tema.

Según la OMS, existe un aumento de jóvenes con trastornos psicológicos como consecuencia de pasar numerosas horas con los videojuegos, en especial con algunos de los más populares en la actualidad, como Fortnite o PUBG, hasta el punto de que este último ha tenido que desarrollar una herramienta para avisar a los jugadores de que descansen tras largas sesiones de juego.

Ya el año pasado la OMS decidió clasificar a los videojuegos como un trastorno médico, ya que los jugadores daban prioridad a los juegos sobre otras actividades diarias. De esta manera y considerando esta adicción como enfermedad mental, la OMS equipararía a uno de nuestros hobbies favoritos a enfermedades como la drogadicción o el alcoholismo.

Por supuesto existe una gran frente formado por desarrolladores y compañías de videojuegos que se ha unido en contra de la OMS y que recurrirán la decisión del organismo en caso de que los videojuegos  o la adicción a estos sean considerados como una enfermedad. Manifiestan que existe grandes prejuicios contra los videojuegos, y que nadie piensa que estar muchas horas delante de la televisión pueda ser considerado como una enfermedad mental.

La OMS decidirá durante los próximos días si incluir o no la adicción a los videojuegos como una enfermedad, por lo que tendremos que esperar al resultado de la votación así como a las conclusiones y razones de peso en caso de que así se haga.


Síndrome del ratón14/05/2019

El uso del ordenador ha facilitado mucho nuestro trabajo diario, pero también ha causado la aparición de nuevas enfermedades que pueden ser muy molestas, por los dolores que provocan, por ejemplo en el metacarpiano. Entre ellas el llamado codo de ratón o síndrome del túnel carpiano, que en realidad es un trauma motivado por el movimiento repetitivo de las manos, con el que se oprime el nervio mediano a la altura de la muñeca.

A pesar de que ya llevamos muchas décadas utilizando el ratón, y de los consejos de prevención y de salud laboral que suelen aparecer cada cierto tiempo, seguimos haciéndolo mal. Forzamos la muñeca para que levanten la mano hacia arriba, con lo que mantenemos una postura que no es natural. El metacarpiano (los huesos que conforman la parte central de la mano), los músculos y tendones de esa zona acaban doliendo y si se mantiene durante mucho tiempo esa rutina podemos caer en ciertos riesgos como provocar tendinitis u otras dolencias provocadas por una sobrecarga muscular.

El riesgo más extremo es el codo de ratón y se manifiesta con calambres, entumecimiento de la mano, hormigueo y dolor que va de la mano al antebrazo y al codo. Incluso puede afectar al sueño, causar debilidad, atrofia de algunos músculos y rigidez en los dedos, con el consiguiente trastorno para la funcionalidad de la mano.

Para evitar estos problemas del metacarpiano y el codo del ratón lo mejor es la prevención:

  • Disminuir posiciones incómodas de las muñecas y los movimientos manuales repetitivos. En el caso de trabajar con un ordenador, las recomendaciones de salud laboral indican que hay que colocar la silla de trabajo de manera que los antebrazos queden colocados a la altura del teclado, para que no se fuercen las muñecas.
  • Descansar cada cierto tiempo. No hay que mantener siempre la misma posición, por eso, es recomendable levantar la mano del ratón y realizar movimientos suaves para relajarla.
  • Alfombrillas especiales. En el mercado existen alfombrillas que tienen un saliente de siliconas donde se puede apoyar la muñeca evitando doblarla, aunque pueden resultar incómodas y limitar el movimiento.
  • Ratones adaptados. Es conveniente utilizar ratones para el ordenador que se adapte a la curva de la mano, que no necesite excesiva presión para accionarse y que se deslice con facilidad.

Si, a pesar de la prevención, aparecen problemas en el metacarpiano como fracturas de dedos, luxaciones, lesiones o fracturas de metacarpianos deberás acudir al médico para que te recomiende el tratamiento a seguir. Entre las opciones que existen puede ser conveniente el uso de guantes para la inmovilización de las articulaciones, como el Guante para la Inmovilización de las Articulaciones Metacarpofalángicas e Interfalángicas en Extensión o Flexión de la Mano y Dedos de Orliman.

Este guante, fabricado en material transpirable y con cierre en micrograncho con cincha de seguridad, contiene unas férulas de dedo individuales para poder seleccionar las necesarias según el dedo o dedos a inmovilizar. Las férulas, fabricadas en aluminio maleable, permiten variar la extensión o flexión de las articulaciones y se fijan mediante una guía y un microgancho.

Pero sobre todo presta atención a los consejos de salud laboral. La prevención siempre es la mejor forma de evitar riesgos como lesiones o molestias indeseadas tanto en el metacarpiano como en otras partes de tu cuerpo.

Acude a profesionales de la Fisioterapia en caso de presentar este síndrome. 


¿Te duele la rodilla? Este desconocido hueso puede tener la culpa08/05/2019

La fabella es un pequeño hueso de la rodilla que el ser humano perdió durante su evolución, pero que, sorprendentemente, ha vuelto a resurgir en el último siglo y podría estar detrás de las molestias que algunas personas sufren en esta zona de la pierna.

El huesecillo, que se encuentra «enterrado» en un tendón detrás de la rodilla, era una condición rara en los humanos, pero, ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores del Imperial College London ha encontrado que las fabellas se están volviendo más comunes. Sus resultados, que abarcaban más de 21.000 estudios de rodilla durante 150 años, mostraron que entre 1918 y 2018, la tasa de aparición de fabella en humanos se incrementó más de tres veces.

A través de este análisis, publicado en « Journal of Anatomy», revisaron 21.676 rodillas individuales en 27 países.

Los primeros registros que analizaron, que fueron de 1875, mostraron que se encontraron fabellas en el 17,9% de la población. A partir de esto, los investigadores crearon un modelo estadístico que predijo la tasa de prevalencia, al tiempo que controlaba el país de estudio y el método de recolección de datos. como los rayos X, la disección anatómica y la resonancia magnética.

Su análisis mostró que, en 1918, las fabellas estaban presentes en el 11,2% de la población mundial, mientras que para 2018 se encontraron en el 39%, un aumento de 3,5 veces.

La fabella es un hueso sesamoideo, lo que significa que crece en el tendón de un músculo. La rótula, por ejemplo, es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo humano. «No sabemos cuál es la función de la fabella porque nunca nadie lo ha investigado. Puede comportarse como otros huesos sesamoideos para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o, como en el caso de la rótula, aumentando la fuerza mecánica de ese músculo. O también podría estar haciendo nada en absoluto», explica el autor principal del estudio, el doctor Michael Berthaume, del Departamento de Bioingeniería del Imperial.

Las personas con osteoartritis de la rodilla tienen el doble de probabilidades de tener una fabella que las personas sin osteoartritis; sin embargo, se desconoce si este huesecillo causa osteoartritis en la rodilla y, de ser así, cómo. También puede provocar dolor e incomodidad por sí solo, y puede interferir con la cirugía de reemplazo de rodilla.

Los autores del estudio dicen que sus hallazgos podrían tener implicaciones en la forma en la que se trata a los pacientes con dolor de rodilla o en aquellos que necesitan reemplazos o tratamiento para la osteoartritis.

El «apéndice» del esqueleto

«Se nos enseña que el esqueleto humano contiene 206 huesos, pero nuestro estudio lo desafía. La fabella es un hueso que no tiene una función aparente y causa dolor e incomodidad a algunos y podría requerir su extirpación si causa problemas. Tal vez la fabella pronto será conocida como el apéndice del esqueleto», señala el doctor Berthaume.

En nuestros ancestros, la fabella actuaba como una rótula, aumentando la ventaja mecánica del músculo. Pero a medida que evolucionamos hacia grandes simios y humanos, la fabella dejó de ser necesaria. Ahora, parece que solo causa problemas, pero la pregunta es por qué se está recuperando. La respuesta, apunta el doctor Berthaume, podría estar en la nutrición. «Encontramos evidencia del resurgimiento de la fabella en todo el mundo, y uno de los pocos cambios ambientales que han afectado a la mayoría de los países del mundo es una mejor nutrición», hipotetiza.

Se sabe además que los huesos sesamoideos crecen en respuesta a fuerzas mecánicas. «El ser humano promedio, hoy, está mejor alimentado, lo que significa que somos más altos y más pesados. Esto implica espinillas más largas y músculos de la pantorrilla más grandes, cambios que ponen a la rodilla bajo una presión creciente. Esto podría explicar por qué las fabellas son más comunes ahora que antes», concluye el doctor Berthaume.



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.