5 consejos de la OMS para iniciar un 2019 más saludable08/01/2019

Para todos los que quieren hacer cambios y compromisos iniciando el nuevo año, la Organización Mundial de Salud (OMS) entregó cinco recomendaciones que se pueden adoptar como estilo de vida en 2019 y así lograr “una dieta sana y equilibrada” que solo entregará beneficios. “Lo que comemos y bebemos puede afectar la capacidad de nuestro cuerpo para combatir infecciones, así como la probabilidad de que desarrollemos problemas de salud en el futuro, como obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes y diferentes tipos de cáncer”, señala la OMS en un comunicado.

1. Dieta equilibrada, come una variedad de alimentos

Nuestros cuerpos son increíblemente complejos y, con la excepción de la leche materna para bebés, ningún alimento contiene todos los nutrientes que necesitamos para que funcionen de la mejor manera posible. Por lo tanto, nuestras dietas deben contener una amplia variedad de alimentos frescos y nutritivos para mantenernos fuertes.

Se recomienda comer una mezcla de alimentos básicos como trigo, maíz, arroz y papas con legumbres como lentejas y porotos, mucha fruta fresca y verduras, y alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos y leche).
Elige alimentos integrales como maíz, mijo, avena, trigo y arroz integral sin procesar. ¿La razón? Son ricos en fibra y pueden ayudarlo a sentirse satisfecho por más tiempo.
Prefiere carnes magras. Prueba cocinar al vapor o hervir en lugar de freír alimentos.

2. Reduce la sal

Demasiada sal puede elevar la presión arterial, que es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. La mayoría de las personas en todo el mundo consumen demasiada sal: en promedio, consumimos el doble del límite recomendado por la OMS de 5 gramos (equivalente a una cucharadita) por día.

Incluso si no agregamos sal a nuestros alimentos, debemos ser conscientes que los alimentos o bebidas procesadas ya contienen altas cantidades de sal.

En la práctica: al cocinar usa sal con moderación, reduce el uso de salsas y condimentos salados (salsa de soya, caldos concentrados). Tampoco dejes un salero sobre la mesa ni agregues sal a la comida que ya está servida solo por costumbre. Revisa las etiquetas de los alimentos y busca productos con menos contenido de sodio.

3. Reduce el uso de ciertas grasas y aceites

Todos necesitamos algo de grasa en nuestra dieta, pero comer demasiado, especialmente los tipos equivocados, aumenta los riesgos de obesidad, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Las grasas trans producidas industrialmente son las más peligrosas para la salud. Se ha encontrado que una dieta alta en este tipo de grasa aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca en casi un 30%.

Para reducir su consumo, reemplaza mantequilla y manteca por aceites más saludables como soya, canola, maíz y maravilla.

Prefiere carnes blancas como pollo y pescado. Limita el consumo de carnes procesadas.
También revisa las etiquetas y evita todos los alimentos procesados y fritos que contengan grasas trans producidas industrialmente.

4. Limita el consumo de azúcar

Demasiado azúcar no solo es malo para nuestros dientes, sino que aumenta el riesgo de aumento de peso y obesidad, lo que puede llevar a problemas de salud crónicos y graves.

Al igual que con la sal, es importante tomar nota de la cantidad de azúcares “ocultos” que pueden encontrarse en los alimentos y bebidas procesados. Por ejemplo, ¡una sola lata de bebida puede contener hasta 10 cucharaditas de azúcar agregada!

¿Cómo reducir la ingesta? Limita el consumo de dulces y bebidas azucaradas (gaseosas, jugos de frutas, jugos concentrados líquidos y en polvo, bebidas energéticas y deportivas, té y café listos para tomar).
Evita dar alimentos azucarados a los niños. Sal y azúcar no deben agregarse a los alimentos de los niños menores de 2 años.

5. Evita el consumo de alcohol peligroso y dañino

Según la OMS no existe un nivel seguro de consumo de alcohol, incluso niveles bajos de consumo de alcohol pueden estar asociados con riesgos significativos para la salud.

“El alcohol no es parte de una dieta saludable, pero en muchas culturas, las celebraciones de Año Nuevo están asociadas con el consumo excesivo de alcohol. En general, beber demasiado, o con demasiada frecuencia, aumenta su riesgo inmediato de lesión, además de causar efectos a largo plazo como daño hepático, cáncer, enfermedad cardíaca y enfermedad mental”, dice la OMS.


Adelgaza desde principio de año03/01/2019

Con la llegada del Año Nuevo vienen también los nuevos propósitos. Entre ellos, uno de los más comunes suele ser el de adelgazar o comenzar algún tipo de dieta para contrarrestar los excesos cometidos durante las fiestas de fin de año.

Seguramente te hayas pesado estos días y te hayas dado cuenta de que has engordado un par de kilos. Es algo normal después de los excesos cometidos durante todas las fiestas navideñas. El mes de enero es un buen mes para empezar a recuperar los hábitos saludables y volver a tener tu peso ideal. Toma nota de los siguientes consejos que te ayudarán a decir adiós a esos kilos de más que cojiste durante las Navidades.

¿Como adelgazar en enero?

Sigue estos sencillos consejos:

Importancia del desayuno. El desayuno es la comida más importante del día por lo que debes evitar los productos más calóricos y optar por el consumo de fruta, cereales y productos lácteos desnatados.

En el caso de que quieras tomar pan es aconsejable que sea integral y acompañarlo con un poco de aceite de oliva. 

 Frutas y verduras: La base de tu dieta deben de ser las frutas y las verduras. Se trata de alimentos muy pocos calóricos y bastante nutritivos por lo que son perfectos para conseguir eliminar esos kilos de más de tu cuerpo.

Beber mucho líquido: Es importante que bebas de unos dos a tres litros de agua cada día. De esta forma tu cuerpo estará perfectamente hidratado y podrás eliminar todas las impurezas y toxinas que tengas en tu cuerpo. También puedes beber infusiones o zumos naturales elaborados a base de fruta.

Ejercicio físico:De nada vale que sigas una dieta si no la combinas con un poco de ejercicio físico diario. El deporte te ayudará a eliminar las calorías de una forma mucho más ràpida y podrás vovler a recuperar tu peso ideal antes de tiempo. 

Nada de comida basura: Si quieres conseguir adelgazar debes dejar por un tiempo toda la comida basura. Están prohibidos los fritos, los dulces o las salsas. Este tipo de comida es altamente perjudicial para tu salud y sólo conseguirás acumular grasa de más.


En diciembre aumentan los infartos27/12/2018

El estrés, los excesos que se cometen con la comida y la bebida y el olvido de la medicación, típicos todos ellos de la época de Navidad, hacen aumentar de manera notable el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. Las personas con enfermedades crónicas de base, con mayor peligro, deben seguir manteniendo buenos hábitos para evitarlo.

Extremar las medidas de prevención secundaria, con hábitos saludables para evitar las complicaciones y el empeoramiento de la diabetes, la hipertensión o la hipercolesterolemia, es indispensable para prevenir el infarto de miocardio. En años anteriores, por estas fechas, la Federación Española del Corazón (FEC) ya advirtió de que, precisamente, el 25 de diciembre, día de Navidad, es el momento del año en el que se registran más muertes por infartos cardiacos, seguido por el 26 de diciembre y el 1 de enero. Y es que, en diciembre, el número de ataques sube un 8% respecto a noviembre, según un estudio realizado por cardiólogos de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (EE.UU.), que analizó más de 128.000 muertes por fallo cardiaco.

Entre las causas que favorecen un mayor número de infartos durante las Navidades, y alrededor de estas fechas, figuran el estrés que genera la organización y la celebración de estas fiestas que, a menudo, hay que compaginar con el trabajo y el cuidado de los hijos menores que disfrutan de vacaciones escolares; las discusiones familiares; los excesos que se cometen con la comida y la bebida; y la falta de adherencia a los tratamientos. La rutina se rompe y puede causar un daño irreparable para el corazón y a otras partes del organismo. Pero, ¿cómo evitarlo?

Cuidar la alimentación en Navidad: menos sal y azúcar y más moderación

El peligro de tomar más grasas saturadas radica en el riesgo de romper los buenos hábitos a partir de estas fechas y persistir con esta mala inercia todo el año.

Los primeros consejos que se deben dar se refieren a la alimentación y consisten en no modificar las normas de una dieta sana. "Como norma general, pero sobre todo para los pacientes con hipertensión, no se debe abusar de la sal, lo que sucede en estas fechas porque se come más marisco y pescado y, por lo tanto, la proporción aumenta en las comidas", expone Leandro Plaza, presidente de la FEC.

No olvidar la medicación

Otro punto indispensable para no sufrir un problema de salud grave durante las Navidades es tomarse la medicación, como haya indicado el médico. Esta medida sirve tanto para las personas que padecen cardiopatías como para cualquier enfermo con una patología crónica.

 


Estrés y ansiedad en Navidad19/12/2018

 

El estrés es un conjunto de reacciones fisiológicas que se produce al adaptarnos a una situación nueva, o cuando nos encontramos bajo presión. 

Según demuestra un estudio, la llegada de las fiestas navideñas intensifica los síntomas de cansancio provocados por una acumulación excesiva de actividades y de compromisos sociales. Esto, unido a la falta de ejercicio o a los excesos en alimentación y bebida hacen que esta época genere estrés y ansiedad.

Los síntomas habituales en las personas que padecen algún tipo de alteración por estrés o ansiedad son:

insomnio, dolores de cabeza, dolores musculares, trastornos gastrointestinales, irritabilidad o sensación de falta de control.

El estudio muestra que la preocupación por la situación económica sigue manteniéndose como agente más influyente a la hora de sufrir estrés. Este estrés se genera por el exceso en los gastos, las compras y los compromisos sociales.

El cansancio general y la saturación de los mensajes navideños son otros agentes provocadores de estrés y ansiedad. Otras causas que aparecen en este estudio sobre el estrés en Navidad son la realización de algún viaje y conciliar las vacaciones de los hijos.

El estudio refleja, además, el mayor porcentaje de mujeres que manifiestan sufrir estrés y ansiedad en Navidad. De hecho, el porcentaje de mujeres que considera esta época del año como especialmente estresante duplica al de de hombres. La causa que más señalan es la mayor responsabilidad y dedicación de los preparativos y la necesidad de dedicarle gran parte de su tiempo, aunque no tengan vacaciones.

¿Cómo superar el estrés navideño y la ansiedad?

La mayoría de las compras de regalos ya deberían haberse hecho.

Ya deberíamos tener la nevera llena de casi todo lo que necesitamos, y un plan de comidas y cenas que vayamos a hacer.

Deberíamos pedir ayuda, sin miedo, en el caso de que tengamos cenas con muchos familiares, y poder repartir así las distintas tareas.

Algunas personas  dicen que cuando hay fechas de mucho estrés, tienen la costumbre de hacer diez respiraciones lentas y profundas cada hora. Es una forma de volver a dirigir su atención a la realidad, e impedir caer en la tentación de acelerarse por cualquier cosa. Probadlo, y veréis como funciona. Tened en cuenta también que cuando gestionéis bien vuestras tareas, muchas deberán posponerse. Y, es más, no pasará nada por hacerlo. Esto es importante porque si las hacéis, las haréis de forma rápida y urgente, y os olvidaréis de las que son importantes. Esto ocurre debido a que la mayoría de las personas ya han interiorizado la vida así: correr, ir deprisa a todas partes, hacer mil cosas a la vez…

Para ellas, ése es su orden. Al mismo tiempo, debemos comprender que vivir sin estrés no significa ir en plan “zen” todo el día. Es necesario un equilibrio entre las dos partes y, eso, se logra planificando cada acción y dándole la importancia que ésta merece a cada momento.

Consejos para pasar una Feliz Navidad:

Sólo tomar un poco de atención en nuestros actos, nos ahorrará sufrir el dichoso estrés navideño.

No estamos obligados a ir siempre a fiestas o a cenas de empresa. Siempre podemos decir amablemente que no, y no asistir. El problema no reside en los demás, sino en nosotros mismos. Quienes luego nos culpabilizamos de ser malas personas por no ir, el qué dirán, etc. No, si no te apetece ir, dilo con toda la educación del mundo, y listo. Y lo mismo sucede con la familia. En realidad, el amor hacia los demás también se refleja en el respeto hacia estos. Centrarse en criticar a los demás por sus ideas nos aleja de disfrutar el momento con aquellos que se encuentran aquí y ahora.


1 de cada 2 personas tendrá miopía en el 205011/12/2018

El apego a las pantallas y la falta de luz natural serán los principales enemigos de la vista en el futuro. Además, la Organización Mundial de la Salud advirtió que habrá más casos de fatiga ocular.

El cuidado de la vista no es una de las principales prioridades para los adultos en el mundo. Dichas conclusiones surgen en una época de niveles récord de miopía y cuando la Organización Mundial de la Salud prevé que una de cada dos personas será miope a 2050. Asimismo, aseguran que habrá más casos de fatiga ocular dado que las personas pasarán más tiempo dentro de sus casas frente a pantallas de computadoras y/o dispositivos inteligentes.

En la actualidad, el cuidado de la vista ocupa un papel secundario si se lo compara con el cuidado físico y la pérdida de peso, más allá de que las personas dependan de la vista para vivir el día a día.

Un estudio realizado por Signify, que tuvo como muestra más de 8000 adultos en tres continentes, se realizó para explorar la relación entre la iluminación mediante LED de calidad y el confort visual. La investigación reveló que aunque la persona promedio pasa más de seis horas por día mirando una pantalla, el 42% utilizan actualmente una iluminación que es más agradable a los ojos. Solo un tercio (32%) de las personas en el mundo tiene en cuenta la comodidad que brinda una luz a la vista al momento de decidir qué comprar.

Asimismo también se descubrió que cuando se trata del bienestar personal, el confort visual no ocupa un lugar prioritario. En la actualidad, más de dos tercios de las personas a nivel mundial (68%) usan el peso y el acondicionamiento físico (57%) como indicadores de salud y bienestar en general y solo un tercio (34%) consideran que la vista es un signo de bienestar general. La mitad de las personas encuestadas mencionaron el cuidado de la vista como una de las tres principales prioridades del bienestar personal y solo el 43% visita al oculista con regularidad.

Cuando se trata de iluminación y confort visual, las personas no actúan de acuerdo a sus convicciones. Aunque el 74% de los encuestados están de acuerdo con que la luz de calidad influye en la comodidad visual, solo el 42% elige activamente una iluminación más agradable a la vista.

En algunos países se ha sugerido que las aulas, en las que los alumnos pasan buena cantidad de horas al día, sean con luz natural, y no artificial, de manera de contrarrestar este efecto de miopía.

Es importante visitar a un especialista con regularidad. 

 

 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.