Radiculopatía Cervical10/07/2019

Algunas personas tienen dolor de cuello que puede irradiarse al hombro y el brazo. Este tipo de dolor a menudo es causado por una lesión cerca de la raíz de un nervio de la médula espinal (nervio raquídeo). Una lesión de la raíz del nervio a veces se llama nervio "pinzado". El término médico para esta condición es radiculopatía cervical.

Comprender la estructura de su columna y cómo funciona puede ayudarlo a entender mejor la radiculopatía cervical.

Causa

A medida que los discos envejecen, pierden altura y comienzan a sobresalir. También pierden contenido de agua y se vuelven más rígidos.

A medida que los discos pierden altura, las vértebras quedan más cerca una con otra. El cuerpo ve al disco colapsado como un área de posible debilidad y responde formando más hueso -protuberancias u osteofitos- alrededor del disco para fortalecerlo. Las protuberancias óseas que se forman también contribuyen a la rigidez de la columna. Las protuberancias óseas también pueden reducir el área del foramen y pinzar la raíz del nervio.

Los cambios en los discos que ocurren con la edad a menudo se llaman osteoartritis (artrosis) o espondilosis. Es importante tener presente que todos estos cambios son "normales" y que ocurren en todas las personas. De hecho, si se hiciera MRI a todas las personas que tienen por lo menos 50 años, casi la mitad de los estudios mostrarían discos gastados y nervios pinzados que no causan síntomas dolorosos. No se sabe por qué algunos pacientes tienen síntomas y otros no.

Síntomas

El dolor de la radiculopatía cervical recorre el brazo en el área del nervio involucrado. El dolor por lo general se describe como agudo. También puede haber sensación de "agujas que pinchan" o incluso un entumecimiento completo. Además, puede haber una sensación de debilidad con ciertas actividades.

Los síntomas pueden empeorar con ciertos movimientos, por ejemplo al extender el cuello o exigirle movimientos excesivos, o al girar la cabeza. Estos síntomas a menudo mejoran colocando una mano sobre la cabeza y estirando el hombro. 

Tratamiento

Es muy importante puntualizar que la mayoría de los pacientes con radiculopatía cervical mejoran con el tiempo y nunca necesitan cirugía, ni siquiera un tratamiento.

 

Algunos pacientes tendrán dolor que cede rápidamente en el curso de días a semanas, en tanto en otros toma más tiempo. Ocurre -y con cierta frecuencia- que la radiculopatía cervical regresa en algún momento futuro, pero reiteramos, este problema generalmente mejora sin ningún tratamiento específico. Algunos pacientes efectivamente desarrollan síntomas persistentes y requieren evaluación y tratamiento para el dolor o la debilidad en el brazo.

Tratamiento no quirúrgico

Si usted no mejora, su médico recomendará un curso de tratamiento. El tratamiento para la radiculopatía comienza con opciones no quirúrgicas.

Collarines suaves. Los collarines suaves permiten que los músculos del cuello descansen y limitan los movimientos del cuello. Esto puede ayudar a reducir el pinzamiento de las raíces de los nervios con el movimiento. Los collarines suaves solo deben usarse durante períodos cortos de tiempo porque el uso prolongado puede disminuir la fuerza de los músculos del cuello.

Terapia física. La terapia física puede ayudar con el estiramiento y el fortalecimiento de los músculos del cuello. A veces también se usa tracción.

Medicamentos.

Antiinflamatorios no esteroideos (NSAID). Estos incluyen medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno, y podrían ser útiles si los síntomas en el brazo se deben a inflamación del nervio.

Corticosteroides orales. Un curso corto de corticosteroides orales también podría ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

Narcóticos. Estas medicaciones se reservan para pacientes con dolor severo que no es aliviado por otras opciones. Los narcóticos generalmente se recetan solo por un tiempo limitado.

Inyecciones raquídeas. A veces, puede administrarse una inyección de esteroides cerca de donde el nervio está pinzado. Esto toma la ventaja de los efectos antiinflamatorios similares a los esteroides orales. La inyección podría darse entre las láminas (inyección de esteroides epidural), en el foramen (inyección en el nervio selectiva), o dentro de la superficie articular.

Si bien las inyecciones de esteroides no quitan la presión en el nervio causada por un foramen angosto o un disco herniado, podrían reducir la inflamación y aliviar el dolor lo suficiente para permitir que el nervio se recupere con más tiempo.

Tratamiento quirúrgico

Hay varios procedimientos quirúrgicos para la radiculopatía. El procedimiento correcto para usted dependerá de muchos factores, fundamentalmente del tipo de problema que usted tenga.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.