¿ Adicción a los videojuegos es una enfermedad mental?22/05/2019

La Organización Mundial de la Salud (OMS) durante los últimos días ha estado reuniéndose para estudiar si la adicción a los videojuegos podría ser o no considerada una enfermedad oficial.

A día de hoy los videojuegos no solo se juegan en consolas de sobremesa como PlayStation 4 o Xbox u ordenadores, sino que gracias a la potencia y sobre todo, comodidad de los smartphones, ahora podemos disfrutar de los videojuegos en cualquier lugar y momento. De ahí que la OMS le empiece a preocupar el tema.

Según la OMS, existe un aumento de jóvenes con trastornos psicológicos como consecuencia de pasar numerosas horas con los videojuegos, en especial con algunos de los más populares en la actualidad, como Fortnite o PUBG, hasta el punto de que este último ha tenido que desarrollar una herramienta para avisar a los jugadores de que descansen tras largas sesiones de juego.

Ya el año pasado la OMS decidió clasificar a los videojuegos como un trastorno médico, ya que los jugadores daban prioridad a los juegos sobre otras actividades diarias. De esta manera y considerando esta adicción como enfermedad mental, la OMS equipararía a uno de nuestros hobbies favoritos a enfermedades como la drogadicción o el alcoholismo.

Por supuesto existe una gran frente formado por desarrolladores y compañías de videojuegos que se ha unido en contra de la OMS y que recurrirán la decisión del organismo en caso de que los videojuegos  o la adicción a estos sean considerados como una enfermedad. Manifiestan que existe grandes prejuicios contra los videojuegos, y que nadie piensa que estar muchas horas delante de la televisión pueda ser considerado como una enfermedad mental.

La OMS decidirá durante los próximos días si incluir o no la adicción a los videojuegos como una enfermedad, por lo que tendremos que esperar al resultado de la votación así como a las conclusiones y razones de peso en caso de que así se haga.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.