Síndrome del ratón14/05/2019

El uso del ordenador ha facilitado mucho nuestro trabajo diario, pero también ha causado la aparición de nuevas enfermedades que pueden ser muy molestas, por los dolores que provocan, por ejemplo en el metacarpiano. Entre ellas el llamado codo de ratón o síndrome del túnel carpiano, que en realidad es un trauma motivado por el movimiento repetitivo de las manos, con el que se oprime el nervio mediano a la altura de la muñeca.

A pesar de que ya llevamos muchas décadas utilizando el ratón, y de los consejos de prevención y de salud laboral que suelen aparecer cada cierto tiempo, seguimos haciéndolo mal. Forzamos la muñeca para que levanten la mano hacia arriba, con lo que mantenemos una postura que no es natural. El metacarpiano (los huesos que conforman la parte central de la mano), los músculos y tendones de esa zona acaban doliendo y si se mantiene durante mucho tiempo esa rutina podemos caer en ciertos riesgos como provocar tendinitis u otras dolencias provocadas por una sobrecarga muscular.

El riesgo más extremo es el codo de ratón y se manifiesta con calambres, entumecimiento de la mano, hormigueo y dolor que va de la mano al antebrazo y al codo. Incluso puede afectar al sueño, causar debilidad, atrofia de algunos músculos y rigidez en los dedos, con el consiguiente trastorno para la funcionalidad de la mano.

Para evitar estos problemas del metacarpiano y el codo del ratón lo mejor es la prevención:

  • Disminuir posiciones incómodas de las muñecas y los movimientos manuales repetitivos. En el caso de trabajar con un ordenador, las recomendaciones de salud laboral indican que hay que colocar la silla de trabajo de manera que los antebrazos queden colocados a la altura del teclado, para que no se fuercen las muñecas.
  • Descansar cada cierto tiempo. No hay que mantener siempre la misma posición, por eso, es recomendable levantar la mano del ratón y realizar movimientos suaves para relajarla.
  • Alfombrillas especiales. En el mercado existen alfombrillas que tienen un saliente de siliconas donde se puede apoyar la muñeca evitando doblarla, aunque pueden resultar incómodas y limitar el movimiento.
  • Ratones adaptados. Es conveniente utilizar ratones para el ordenador que se adapte a la curva de la mano, que no necesite excesiva presión para accionarse y que se deslice con facilidad.

Si, a pesar de la prevención, aparecen problemas en el metacarpiano como fracturas de dedos, luxaciones, lesiones o fracturas de metacarpianos deberás acudir al médico para que te recomiende el tratamiento a seguir. Entre las opciones que existen puede ser conveniente el uso de guantes para la inmovilización de las articulaciones, como el Guante para la Inmovilización de las Articulaciones Metacarpofalángicas e Interfalángicas en Extensión o Flexión de la Mano y Dedos de Orliman.

Este guante, fabricado en material transpirable y con cierre en micrograncho con cincha de seguridad, contiene unas férulas de dedo individuales para poder seleccionar las necesarias según el dedo o dedos a inmovilizar. Las férulas, fabricadas en aluminio maleable, permiten variar la extensión o flexión de las articulaciones y se fijan mediante una guía y un microgancho.

Pero sobre todo presta atención a los consejos de salud laboral. La prevención siempre es la mejor forma de evitar riesgos como lesiones o molestias indeseadas tanto en el metacarpiano como en otras partes de tu cuerpo.

Acude a profesionales de la Fisioterapia en caso de presentar este síndrome. 


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.