Conjuntivitis alérgica en primavera12/04/2018

Muchos temen la llegada de la primavera porque la relacionan con uno de los momentos más incómodos del año. Las alergias son cada vez más comunes y sus síntomas van más allá de los estornudos y el picor de nariz. La conjuntivitis alérgica también tiende a ser más intensa durante esta estación del año.

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis es la inflamación de la membrana que recubre la superficie del ojo. Al ser alérgica, se produce porque se ha estado cerca de algo que causa alergia, es decir, te has expuesto a un alérgeno.  

¿Por qué en primavera hay más conjuntivitis?

En primavera la conjuntivitis alérgica es más frecuente porque es el momento de año en el que se produce la polinización de las gramíneas y de los olivos. Hay mucha gente que tiene alergia a estos tipos de pólenes, lo que les acaba pasando factura a los ojos.

Sin embargo, la conjuntivitis alérgica también puede ser crónica, es decir, que siempre está ahí aunque desarrolle picos en distintos momentos del año. En estos casos, es habitual que el alérgeno principal sean los ácaros que llenan nuestras casas.

Consejos para prevenir la conjuntivitis alérgica

Aunque no existen técnicas milagrosas, se pueden seguir estas 8 pautas para prevenir la conjuntivitis alérgica y que sus síntomas sean más suaves.

1 La mejor forma de sufrir en menor intensidad la conjuntivitis alérgica es reducir el contacto con aquello que nos da reacción, en la medida de lo posible. Para identificar qué te da alergia, son muy útiles las pruebas realizadas por los alergólogos.

2 Para que la irritación no sea mayor y, por tanto, empeore la inflamación, es necesario evitar frotarse los ojos.

3 Una buena manera para prevenir la conjuntivitis es lavarse los ojos con suero fisiológico estéril o lágrimas artificiales. De esta forma, se eliminarán los alérgenos que hayan quedado. Es importante lavarse bien las manos antes de empezar con esta rutina.  

4 Asegúrate de que tu casa no es un campamento de ácaros limpiándola bien. No te olvides de los colchones, las almohadas, las sábanas y las alfombras, que son los que más tienden a acumularlos. En los días de viento, evita abrir las ventanas.

5 Cuando sientas los síntomas de la conjuntivitis alérgica, no utilices lentillas.

6 Al ir en coche, cierra las ventanillas, sobre todo si viajas en primavera.

7 Evitar hacer deporte en las primeras horas del día, que es el momento en el que hay más polen en el ambiente.

8 Es recomendable no tender la ropa en la calle para evitar que se impregne con polen.

Síntomas de esta alergia primaveral

Los síntomas pueden variar según la persona y la intensidad de la inflamación. Estos son los indicios más habituales:

+ Un picor intenso en los ojos.

+ Sensación de arenilla o de tener algo metido en el ojo.  

+ El ojo parece rojo, ya que los vasos sanguíneos son más visibles.

+ Inflamación en los párpados, sobre todo en el superior.

+ Lagrimeo excesivo provocado por la alergia.

+ Sensibilidad a la luz, sobre todo cuando esta es muy intensa.

+ Legañas más abundantes de lo normal, sobre todo al despertarse.

Cuándo hay que ir al oftalmólogo

Ir al oftalmólogo te permitirá detectar las señales de conjuntivitis alérgica y darle el mejor tratamiento. La próxima vez que tengas un brote de alergia, podrás aplicar el procedimiento para evitar que la conjuntivitis empeore.

Por eso, hay que ir al médico cuando haya dolor fuerte, los síntomas no se alivien o la reacción alérgica sea preocupante.

Debes saber que este tipo de conjuntivitis no es contagiosa y, por tanto, si alguien de la familia lo sufre no acabará pegándoselo al resto.

Tratamiento para la conjuntivitis

Los lavados con suero fisiológico o lágrimas artificiales ayudarán a reducir las molestias derivadas de la conjuntivitis alérgica. Sin embargo, tu oftalmólogo podría también recomendarte colirios antiinflamatorios, antihistamínicos para reducir los efectos de la alergia, corticoides o algún tipo de medicación oral. 


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.