¿Qué lesiones son las más frecuentes por el uso de tacones?30/04/2019

Muchas mujeres están dispuestas a soportar dolor para lucir sus tacones favoritos, pero los expertos alertan de que su uso prolongado también provoca lesiones como juanetes, tendinitis, o artrosis de rodilla.

Un estudio europeo realizado por Compeed reveló que el 48% de las mujeres admiten que están dispuestas a soportar dolor con tal de lucir sus tacones favoritos. De hecho, en España, y según datos del citado estudio, el 10% de las féminas aceptaría un dolor equivalente al de una migraña para no renunciar al glamour de los tacones.

Entre las lesiones más frecuentes podemos encontrar:

Hallux Valgus o juanetes

Esta lesión es consecuencia, entre otras causas, del uso de zapatos de tacón y de horma estrecha, estos zapatos hacen el pie muy estilizado, pero con el tiempo provocan que el dedo gordo se vaya hacia afuera llegando a montarse sobre el segundo dedo y alterando la funcionalidad del pie, ya que el dedo gordo es fundamental en la dinámica de la marcha. Además, una vez instaurado, el tratamiento es complicado desde el punto de vista conservador y cuando es muy doloroso la intervención quirúrgica puede ser el final del camino y en ocasiones siendo esta incapaz de solucionar el problema.

Dedo martillo o retracción de la tercera falange del dedo

Se conoce como dedo martillo a la deformación de la tercera falange del dedo del pie, de tal forma que se encuentra flexionada hacia abajo haciendo que aparezca como una retracción y una elevación de la articulación hacia arriba.

Metatarsalgia o dolor del metatarso

Con los tacones el apoyo del pie en el suelo no es el adecuado, mientras que con el pie descalzo o con un zapato adecuado el apoyo del pie es uniforme, con los zapatos de tacón el apoyo es más en la base de los metas, lo cual sobrecarga estas estructuras, pudiendo causar la conocida como metatarsalgia.

Neuroma de Morton o neuroma interdigital

Los zapatos con altos tacones y una horma estrecha hacen que los metatarsianos se compriman entre sí y además desequilibran el peso que deben soportar estas estructuras. El neuroma de Morton es la irritación del nervio interdigital y el engrosamiento de las estructuras perineurales. La alteración de la marcha es una de las causas de esta afectación del nervio y que el mayor porcentaje de casos se de en mujeres nos da pistas de las posibles causas del problema.

Onicocriptosis o uña encarnada

El continuo golpeteo o presión de las uñas en la punta del zapato y zapatos inadecuados facilitan esta patologías de las uñas en la que estas se clavan el la piel dificultando y haciendo doloroso el caminar.

Acortamiento de la musculatura posterior de la pierna

Está claro que ir continuamente de puntilla y con los músculos de la parte posterior de la pierna acortados, facilita la retracción de los mismos además de alterar el patrón de la marcha y ser una de las causas comunes de aparición de puntos gatillo y dolor miofascial.

Facilitación de lesiones de tobillo

Las articulaciones del tobillo son unas importantes estructuras estabilizadoras de nuestra pisada, estas estructuras tienen como elementos activos músculos como el tibial posterior que además facilita el mantenimiento de los adecuados arcos de la planta del pie y es un flexor plantar del tobillo, cuando estos músculos están acortados y debilitados realizan peor su función estabilizadora y por lo tanto somos más sensibles a una lesión por sobreestiramiento de los ligamentos como un esguince.

Artrosis y lesiones de rodilla

La artrosis es consecuencia de un mal reparto de las cargas en diferentes estructuras articulares, este desigual reparto de cargas hace que parte del peso que las rodillas deben soportan se centren en puntos concretos más sensibles de las superficies articulares, que terminan por degenerarse y desarrollar procesos artrósicos.

¿Qué medida es la ideal del tacón?

La norma general es que el tacón no debe sobrepasar los 3,4 centímetros. Con esta medida el zapato puede ayudar al paso, sin embargo si sobrepasamos esa altura, la correcta distribución de las cargas se altera y además hace que el paso sea más corto con lo que aumenta el gasto energético. Muchos podólogos y profesionales especializados en esta materia recomiendan además que no se usen tacones antes de los 18 años de edad.

¿Cómo puedo mejorar si continuo usando tacones?

Si después de todo necesitas o eliges usar tacones existen algunas estrategias que puedes seguir, como estirar los gemelos, el sóleo, y toda la cadena fisiológica posterior,


CIÁTICA O DOLOR CIÁTICO26/04/2019

Qué es una ciática o ciatalgia?

La ciatalgia, ciática o dolor en el ciático, se caracteriza por ser un dolor agudo, intenso e incapacitante en la zona baja de la espalda y que se irradia hacia la pierna, en la mayoría de los casos por la compresión del nervio ciático. La ciatalgia se puede presentar de dos maneras:

  • Ciatalgia aguda: es la más frecuente, se presenta de manera punzante e intensa de manera intermitente y dura aproximadamente 6 semanas.
  • Ciatalgia crónica: en este caso el dolor es menos intenso pero mucho más frecuente y de larga duración en el tiempo (sobre pasa las 6 semanas)

Causas de la ciatalgia

Las ciáticas o ciatalgias se presentan de manera progresiva como consecuencia de traumatismos, inflamaciones, artrosis entre otros diversos factores que contribuyen a que se desencadene esta afectación.

Las hernias discales en la región lumbar también son un factor desencadenante de las ciatalgias, ya que pueden provocar la compresión del nervio ciático y en consecuencia provocar esta sintomatología.

La ciatalgia también se puede presentar como consecuencia de la disfunción de un órgano (a la izquierda el riñón, intestino grueso o colon irritable y a la derecha el útero, intestino delgado o próstata)

Otras causas que pueden originar una ciatalgia son el sedentarismo, la obesidad y mala higiene postural.

Síntomas de la ciática o ciatalgia

La ciatalgia tiene como síntoma característico el dolor que se presenta de manera intensa y que suele irradiarse hacia los glúteos y la parte posterior de la pierna. Puede provocar también hormigueo o parestesia en la zona posterior de la pierna e incluso en los pies y debilidad muscular.

El dolor puede empeorar con la presencia de ciertas posturas o movimientos.

Tratamiento de la ciática o ciatalgia

En el caso de la ciatalgia o ciática es importante guardar reposo con la finalidad de exacerbar los síntomas y se puede complementar con analgésicos que contribuyan a disminuir el dolor.

La fisioterapia puede intervenir en el tratamiento de la ciática de la siguiente manera:

  • Termoterapia local
  • Masajes descontracturantes
  • Estiramientos musculares
  • Relajación miofascial
  • Electroterapia
  • Ultrasonido
  • Técnicas manipulativas
  • Ejercicios específicos para mejorar la flexibilidad de las estructuras, mejorar la movilidad y recuperar la fuerza muscular.

Por otra parte, es importante que se realice una reeducación postural que le brinde los conocimientos necesarios al paciente sobre cómo realizar de manera adecuada sus actividades de la vida cotidiana y evitar posibles recaídas.

 


Evitar dolores de espalda en la oficina23/04/2019

¿Dolores de espalda en la oficina? Nueve de cada diez profesionistas lo padecen. Los altos índices de estrés, la falta de ejercicio y las largas horas en posición de sentado son las principales causas de esta molestia.

Sin embargo, para todo hay solución: posturas adecuadas frente a la computadora, masajes ocasionales y ejercicios de oficina son algunos consejos que pueden eliminar las molestias y prevenir daños mayores.

De acuerdo con los especialistas de la salud, las causas más comunes de los problemas lumbares nacen en el entorno laboral. Un estudio realizado por la agencia consultora Kelly Services, asegura que, en promedio, un trabajador mexicano pasa de 10 a 12 horas en sus oficinas de trabajo, de las cuales 9.3 son frente a la computadora; siendo ésta la detonante de altos índices de estrés y malas posturas – la principal causa de los dolores de espalda-.

Para minimizar estos problemas, te presentamos una compilación de los mejores consejos para evitar estas temidas molestias. ¡Pon atención!

1. Lo primero, adecúa tu lugar de trabajo

De acuerdo con el sitio vitonica.com, lo primero que debes hacer es adecuar tu lugar de trabajo:

► La silla

En muchas ocasiones –del 70 al 80%–, el mobiliario de las oficinas es inadecuado ergonómicamente hablando, sin embargo, puedes tomar en cuenta lo siguiente: encuentra una silla que te permita colocar, completamente, la espalda de forma recta. Cuida que la forma de la silla sea natural y no te lastime al momento de sentarte en posición recta. ¡Ojo! Las piernas no pueden quedar colgando del asiento o las rodillas muy elevadas, el ángulo que debes alcanzar es de 90°.

► Tus brazos

La mayoría no pone atención en ellos y son una de las principales causas de los dolores de espalda y cuello. Especialistas recomiendan utilizar sillas que cuenten con ‘recargaderas’ laterales, esto te ayudará a colocar los brazos en los soportes, evitando tensión en hombros y espalda.

► Tu computadora

La pantalla de tu computadora debe estar colocada a la altura de tu cara y ojos, esto evitará que realices movimientos ascendentes y descendentes para ver adecuadamente.

► El teclado

Coloca el teclado a una altura en la que tus brazos tengan un ángulo de 90°, así evitarás acumular tensión en los hombros y el  sobrepeso en los brazos.

Te recomendamos leer: Enfermedades de oficina, ¿pérdida de talento y dinero?

2. Evita sobrecarga de peso

Es un tema primordial para los profesionistas, en especial para las mujeres. Las grandes bolsas y otros aditamentos son un grave problema para la espalda. De acuerdo con ABC.es, el peso adecuado de carga debe ser entre el 10 y 15% de tu peso.

Si no sabes cómo evitar cargar tantas cosas, una recomendación es utilizar bolsos pequeños, así te obligarás a llevar menor cantidad en su interior.

3. Posturas adecuadas

Los dolores de espalda no son específicos de estar sentados, también una mala postura al momento de permanecer en pie o de agacharnos puede provocarlos, así atiende los siguientes consejos:

► Posición de pie

Cuando estés de pie evita encorvar la espalda, mantener una postura recta es lo más adecuado. Si te es imposible o tu trabajo exige mucho tiempo de pie, los expertos recomiendan utilizar una faja lumbar, esto te ayudará a obligar a tu cuerpo a tener una mejor postura.

► Posición para agacharte

Es muy común que al agacharte dobles por completo la espalda y las rodillas permanezcan rectas – si tu cuerpo lo permite-, es lo peor que puedes hacer. La posición adecuada para agacharte es con la espalda recta y sólo doblar las rodillas, así tensarás la espalda, fortaleciendo sus músculos y evitando desgarres.

4. Acude al médico

Información del Instituto Universitario Dexeus, en España, asegura que el 3% de los casos de dolores lumbares suele convertirse en enfermedad o derivarse en una lumbalgia. Ante ello, los especialistas recomiendan recurrir al doctor, cuando el dolor ha persistido por más de un mes.

5. Ejercicios para oficina

La realidad es que el dolor de espalda es una de las enfermedades más comunes derivadas del trabajo y la mayoría de los profesionista suelen no poner atención en esto malestares. Los expertos recomiendan realizar ejercicios dentro de tu lugar de trabajo que te permitan retomar la postura y relajarte. 


Lesiones de los Costaleros17/04/2019

Durante las procesiones de Semana Santa los costaleros tienen que cargar un gran peso y, por ello, es importante que se adopten precauciones para evitar lesiones, ya que los costaleros pueden considerarse "atletas eventuales" y, como en los deportistas la preparación es clave.

Entre un 10 y un 15% de los costaleros suele sufrir lesiones, ya que "la espalda se ve muy aquejada, puesto que se hace una carga asimétrica del tronco, se lleva el peso sobre un lado, con lo que la musculatura está en máxima tensión para mantenerlo"

"En cuanto al hombro, la carga es excéntrica y directa sobre la clavícula y la articulación que forma esta con la escápula, lo que conlleva a un peso brutal sobre esta zona del hombro, produciendo edema e inflamación en la articulación y contractura defensiva del trapecio y de los músculos escapulares", ha añadido.

Por eso, el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), José Santos, apunta las siguientes recomendaciones:

Beber líquidos de forma continuada, calentar antes de la procesión y realizar estiramientos al acabar.
 

Adoptar medidas protectoras como el uso de fajas o vendajes, sobre las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir lesiones.
 

Una vez iniciada la marcha, mantener la cabeza erguida y la mirada al frente para evitar lesiones en el cuello, contraer la musculatura abdominal y lumbar, así como mantener una postura correcta, con el tronco erguido y la espalda recta.
 

Pisar con toda la planta del pie, no flexionar del todo las articulaciones del codo y la muñeca.
 

Una vez finalizada la procesión, al igual que cuando se realiza cualquier tipo de deporte, parar lentamente, seguir moviéndose para enfriar el cuerpo con lentitud, estirar, y tratar las posibles molestias lo antes posible para que no vayan a más.
 

Los demás participantes en las procesiones también deben tomar precauciones ya que acostumbran a hacer largas caminatas, aguantar de pie prolongados periodos de espera y, con frecuencia, con calzado inapropiado, y en este sentido, se deben tener en cuenta similares precauciones que los hombres de trono y los nazarenos.

Para los espectadores de las procesiones, personas de edades variadas que permanecen mucho rato parados de pie, el Colegio de Fisioterapeutas aconseja que se protejan del frío o del sol directo, llevar algo de bebida para estar bien hidratado y tener preparado algo de fruta por si ocurre una bajada de azúcar.

Si no se tiene dónde sentarse, es bueno descansar la espalda apoyándola en una pared cercana y no estar mucho tiempo con los pies juntos, sino ir alternando un pie delante y otro detrás para repartir el peso del cuerpo y no sobrecargar las rodillas.


¿Qué es el párkinson y cómo puede ayudar la fisioterapia?12/04/2019

La enfermedad de Párkinson es una enfermedad neurológica progresiva y degenerativa, caracterizada principalmente por temblor, sobre todo en reposo.  Esta enfermedad es debida a la pérdida de neuronas en la sustancia negra del mesencéfalo (una parte del cerebro), las cuales producen dopamina. Por lo tanto, hay pérdida de dopamina. Es una enfermedad que se diagnostica tarde, cuando hay manifestaciones clínicas.

¿Qué síntomas me ayudan a reconocer el Párkinson?

El temblor en reposo es uno de los síntomas más frecuentes. Comienza en un lado de forma asimétrica, luego pasa a afectar ambos lados asimétricamente (el temblor más común es el producido en las manos). Este temblor mejora cuando hacemos cualquier movimiento.

Otro síntoma clínico es la bradicinesia (ralentización generalizada de los movimientos), es la manifestación que más incapacita.

Tienen una forma de caminar típica con el tronco inclinado hacia delante, dando pequeños pasos arrastrando los pies y con pérdida del braceo.

La rigidez predomina en la musculatura que realiza la flexión. Hay tres tipos de rigidez:

Rigidez en rueda dentada: varía la rigidez a lo largo del arco del movimiento.

Rigidez plástica o de tubo de plomo: es constante a lo largo del movimiento.

Rigidez en hoja de navaja: cuando vences la rigidez, el resto del movimiento no tiene resistencia.

A medida que los síntomas empeoran, las personas con la enfermedad pueden tener dificultades para caminar o en sus actividades diarias. También pueden tener problemas como depresión, trastornos del sueño o dificultades para masticar, tragar o hablar.

¿Cómo puede ayudar la Fisioterapia neurológica con la Enfermedad de Párkinson?

La Fisioterapia es fundamental para estos pacientes ya que se puede tratar los diferentes síntomas caracterísicos como la rigidez, la bradicinesia, los problemas de equilibrio y la marcha.

Mejorar el equilibrio es muy importante para corregir el patrón de la marcha, ya que hacen pasos cortos y arrastran los pies. Se hará hincapié en las sesiones de Fisioterapia en corregirlo mediante ejercicios de coordinación y de equilibrio, entrenamiento de la marcha y con técnicas para superar los bloqueos durante la marcha.

También es relevante mejorar la movilidad corporal general necesaria para la realización de las actividades de la vida diaria. Trabajo de elasticidad, fuerza y tono muscular.

Es muy importante reeducar la postura para prevenir así dolores derivados de malas posiciones mantenidas. Además se puede realizar Fisioterapia respiratoria porque tienen muchos problemas de rigidez y dificultad de movilidad de la caja torácica.


12

Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.