Crean virus que podría eliminar el cáncer12/11/2019

 

El científico estadounidense Yuman Fong creó un nuevo virus, similar al de la viruela bovina (cowpox virus), capaz de eliminar varios tipos de cáncer. 

El especialista explicó que el virus, denominado CF33, forma parte de un tratamiento experimental desarrollado para una empresa australiana de biotecnología que prevé para el próximo año realizar los primeros ensayos clínicos en pacientes con cáncer de mama y otros tipos de esa enfermedad.

Detalló que el CF33 se logró al mezclar la viruela bovina (cowpox virus) con otros, generando un cóctel capaz de matar el cáncer en laboratorio.

“Se espera que el virus infecte las células de cáncer y las haga explotar. Luego se espera que el sistema inmune sea alertado sobre otras células cancerosas en el cuerpo, lo que provocará la muerte de las células enfermas”, abundó Fong, quien está en Australia para organizar los ensayos clínicos en ese país y en otras naciones.

Destacó que la vacuna de la viruela, que demostró proteger con éxito a las personas contra la viruela hace 200 años, es inofensiva en los humanos, pero mezclar la viruela de la vaca con otros virus podría matar el cáncer.

Al respecto, el especialista estadounidense agregó que las pruebas clínicas se realizarán a pacientes con cáncer de mama triple negativo, melanoma, cáncer de pulmón, de vejiga, gástrico e intestinal.

De acuerdo con un reporte del diario The Independ en su edición en línea, Fong reconoció que aunque el éxito con los ratones no garantiza que el virus pueda tratar a los humanos, confía en que el CF33 será efectivo, como otros virus específicos lo han sido para combatir el cáncer en humanos.

Mencionó que el virus que causa el resfriado común se convirtió en un tratamiento para el cáncer de cerebro en Estados Unidos, y ”la enfermedad desapareció en algunos pacientes durante varios años, mientras que en otros se redujeron considerablemente los tumores”.


¿ Que es Pronación del codo?05/11/2019

La pronación del codo es una situación patológica que tiene diversos nombres. Se le conoce también como prono doloroso, bloqueo del codo y codo de niñera. El nombre técnico específico, en realidad, es el de subluxación de la cabeza del radio.

Quizás la denominación más llamativa sea la de codo de niñera. Este nombre lo adquirió el cuadro clínico cuando fue descrito, ya que se trataba de una lesión que frecuentemente causaban las niñeras de niños pequeños, sin intención, al llevarlos de la mano.

Como veremos más adelante, al explicar el mecanismo de producción, en general se trata de un trauma que originan los adultos al estirar bruscamente alguno de los dos miembros superiores de un pequeño. El adulto en cuestión puede ser el padre, la madre, los abuelos o cualquier otra persona, pero se popularizó la referencia a la niñera.

¿En qué consiste la pronación del codo?

En el ámbito médico la pronación del codo es un bloqueo del movimiento. El codo del niño queda imposibilitado de realizar el movimiento de prono-supinación, es decir, de giro sobre su propio eje. El bloqueo, por supuesto, genera dolor.

La edad de presentación oscila entre el año y los cinco años de edad. Es muy raro que aparezca en mayores de siete años. Curiosamente, el codo izquierdo suele ser más afectado que el derecho, y las niñas lo padecen en mayor proporción que los varones.

Se han registrado casos fuera del rango etario habitual, pero son excepciones. También es excepcional la presentación bilateral, ya que justamente el mecanismo de producción obedece al tironeo brusco sobre uno de los lados.

¿Cómo se produce la pronación del codo?

El mecanismo de producción de la lesión es la tracción brusca. Un tironeo excesivo y rápido sobre uno de los miembros inferiores provoca que la cabeza del radio se separe de su lugar anatómico sin poder regresar, bloqueando el movimiento.

Tenemos que entender primero que la articulación del codo es la combinación de tres huesos: el húmero, el radio y el cúbito. El húmero es el hueso del brazo que tiene su recorrido entre el hombro y el codo. El radio y el cúbito son los huesos del antebrazo, entre el codo y la muñeca.

Para que la punta del radio se mantenga en su lugar, articulando con el húmero por arriba y con el cúbito hacia el costado, existe el ligamento anular. El ligamento anular rodea la cabeza del radio y le da movimiento evitando que se salga por fuera de la articulación.

Hasta los siete años el ligamento anular es inmaduro, débil y laxo. Se estira fácilmente y no posee la elasticidad resistente que adquiere con el crecimiento y el desarrollo. Por esta razón es más frecuente la pronación del codo en la edad pediátrica, sobre todo antes de los siete años.

Tratamiento

Por suerte, el tratamiento es simple si es realizado por personal de salud capacitado. No requiere intervención quirúrgica y una consulta de guardia lo puede resolver en muy poco tiempo.

Es fundamental que la consulta sea sin que hayan pasado más de doce horas de la lesión. El profesional de la salud realizará las maniobras indicadas para tal fin y volverá a colocar la cabeza del radio en su lugar. El movimiento del codo se recupera de inmediato.

 No hay que desesperarse como padres si nuestro niño presenta los síntomas de la pronación del codo. Es prioritario mantener la calma y dirigirse a una consulta de guardia para que solucionen el problema. 

 


Tu dolor de espalda puede esconder algo más grave01/11/2019

Por lo general, de es algo de lo que nos debamos preocupar. La mayoría de las veces es causada por postura, una distensión muscular, o en el "peor" de los casos, de disco, en la mayoría de las ocasiones el dolor no remite de manera espontánea siendo necesaria la intervención de un profesional de nuestras clínicas.

 Las siguientes señales son pistas de cuando una persona  de acudir a su Clínica Fisiolife mas cercana. 

Atento a estas señales sobre tu dolor de espalda.

Es difícil de precisar

Situar el dolor es muy importante, ya que podrías sufrir un ataque al corazón, especialmente si se ha iniciado en el pecho y se ha ido extendiendo, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón. Si es severo y aparece de acudir a tu médico, y si va acompañado de dolor de mandíbula, náuseas, fatiga o falta de aliento, acude a urgencias.

Se produce por la noche

La mayoría de las personas que sufren este dolor por la noche pueden aliviarlo cambiando de postura y seguir conciliando el sueño. Pero si la búsqueda de un lugar cómodo se hace imposible, o el dolor empieza en cuanto te sábanas, debes ir al médico. En el peor de los casos, podría ser síntoma de un tumor espinal.

Es normal tener algunos dolores y molestias por las mañanas, pero si el dolor persiste más de 30 minutos acude al médico

Accidentes recientes

Si has tenido un golpe hace poco o, cualquier dolor de espalda garantiza una visita a su médico para una revisión. Es posible que tengas una fractura de la columna vertebral, lo que puede conducir a la pérdida de estatura, postura encorvada e incluso problemas respiratorios y digestivos. Es posible que necesites un corsé ortopédico, medicamentos para el dolor, rehabilitación y en algunos casos incluso hasta cirugía para sanar adecuadamente.

Cálculos renales

En ocasiones un dolor agudo y manifestó como un calculo renal suele confundirse con procesos asociados a lumbalgias agudas. Es en este caso cuando la incipiencia de la lesión y la anamnesis del paciente nos reportara información relevante sobre si se trata de un cuadro compatible con lumbalgia o o si mas bien se trata de un algia propia el tracto urinario.

Mala rigidez

Es normal tener algunos dolores y molestias por las mañanas, pero si el dolor persiste más de 30 minutos y se agrava cuando estás en reposo, podrías tener un tipo de artritis inflamatoria, como es la espondilitis anquilosante, que afecta a casi un 2% de la población. Si no se recibe tratamiento verse afectadas, desgastándose hasta verse muy difícil la movilidad. También aumenta el riesgo de enfermedades, por lo que hay que estar bastante atento.

La perdida de fuerza

Cuando hemos perdido fuerza en EESS o EEII debemos pensar en que con total probabilidad estarán implicados procesos derivados con el sistema neuromuscular y este hecho necesita del estudio analítico pues nos encontramos ante un amplio espectro de posibles orígenes a este  suceso. dicha  dismorfia puede ser desde una simple protrusión discal a enfermedades y síndromes graves neurológicos como esclerosos múltiple o Guillan Barre. 

 

 


¿Por que duele después una sesión de fisioterapia?25/10/2019

Tras una sesión de tratamiento fisioterapéutico, es normal y habitual sentir dolores en las zonas tratadas. Esto no se produce con los masajes de mero relax, pero por el contrario sí sucede cuando hemos recibido tratamientos más expeditivos, como por ejemplo los de masaje anticelulítico o descontracturante. Pero ¿cómo actuar en estos casos?

Los tratamientos fisioterapéuticos más enérgicos llevan a síntomas como la rotura de microfibras musculares, el aumento de la temperatura del cuerpo, o la vasodilatación. Es normal que como pacientes de estas sesiones podamos sentir dolores varios, fundamentalmente agujetas o dolores de la piel en las zonas tratadas (dolores dérmicos), así como una señalada sensación de fatiga muscular.

Dolor después de rehabilitación y otras molestias después del fisio

Moratones después del fisio, dolor después de la rehabilitación, dolor de cabeza después de ir al fisio… Son muchas las formas que adoptan las molestias después de asistir a una sesión del fisioterapeuta. Ninguno de estos síntomas ha de considerarse preocupante.

Así, por ejemplo, los moratones suelen ser fruto de una mala circulación en la zona tratada, por lo que tienden a reducirse y desaparecer en sesiones posteriores. Los dolores de cabeza después de ir al fisio son normales cuando el especialista ha debido intervenir enérgicamente sobre las contracturas musculares del área cervical.

A veces, incluso podemos sentir fiebre después de la fisioterapia. En el organismo, la fiebre no es otra cosa que un mecanismo de autodefensa y adaptación a nuevos estados de nuestro cuerpo. Por lo tanto, es normal que ante los cambios ejercidos por la fisioterapia (cambios que a menudo, y como hemos visto, se experimentan con cierta dificultad inicial) podamos experimentar sensaciones febriles.

Después de una sesión es normal que te duela una semana. Estas terapias ejercen sobre nuestro cuerpo la capacidad de cambiarlo y de acabar con las anomalías y molestias de nuestros músculos. Por lo tanto, los dolores posterapéuticos son un mal menor que debemos afrontar para alcanzar el bienestar que deseamos.

Qué hacer para recuperarnos de los dolores

El cuerpo necesita un tiempo para que los tejidos musculares vuelvan a su estado primigenio y natural después de las sesiones. No obstante, podemos tomar una serie de medidas y precauciones para minimizar en lo posible las molestias derivadas de las sesiones:

Cuidar la alimentación que tomamos. Algunos alimentos favorecen la recuperación de tejidos y la regeneración de las microfibras musculares, por lo que son especialmente recomendables en estos casos. Se trata de los elementos con abundancia en Omega 3, tales como los pescados y los frutos secos. Las vitaminas C y E también ejercen un efecto beneficioso sobre los tejidos musculares y las zonas osteoarticulares.

Aguardar al menos 24 horas antes de precipitarse a ejercitar los músculos de la zona tratada por el especialista. La relajación muscular efecto y consecuencia de los masajes fisioterapéuticos pueden facilitar que forcemos en exceso nuestros tejidos musculares sin advertirlo. Además, puede incrementar los dolores en lugar de reducirlos.

Aplicar geles antiinflamatorios en las zonas afectadas.

Aplicar frío para reducir la inflamación. Algo de hielo en la zona inflamada reduce la actividad de los vasos sanguíneos del área y la respuesta vasodilatadora de estos que produce las inflamaciones. Además, alivia el dolor de inmediato.

Aplicar friegas en las zonas afectadas y someterlas a los llamados baños de contraste: es decir, baños en que se somete alternativamente a la zona afectada a altas y bajas temperaturas en determinados tiempos.

Ya 48 horas después del tratamiento, se recomienda todavía que, de ejercitar los músculos de la zona afectada, ello sea de una forma moderada. Una vez transcurrido este periodo de tiempo, ya lo recomendable es ir incrementando paulatinamente la actividad del cuerpo y el ejercicio físico.

Los dolores y molestias tras las sesiones del fisio son algo normal, y la prueba por la que debemos pasar para alcanzar el bienestar y equilibrio que buscamos. Es bueno ir al fisioterapeuta. Sólo con determinadas precauciones básicas, podremos reducir estas molestias y seguir con nuestra vida normal.


Dolor Crónico y Fisioterapia17/10/2019

 

El dolor es una señal del sistema nervioso de que algo puede estar mal. Es una sensación desagradable, como un pinchazo, hormigueo, picadura, ardor o molestia. El dolor puede ser agudo o sordo. Puede sentir dolor en un área o en todas partes de su cuerpo. Existen dos tipos: agudo y crónico. El dolor agudo le permite saber que puede estar lesionado o tener un problema que debe atender. El dolor crónico es diferente. Puede durar semanas, meses o incluso años. La causa original puede haber sido una lesión o infección. Puede haber una causa continua de dolor, como artritis o cáncer. En algunos casos, no hay una causa clara. Los factores ambientales y psicológicos pueden empeorar el dolor crónico.

Muchos adultos mayores tienen dolor crónico. Las mujeres también informan tener más dolor crónico que los hombres, y tienen un mayor riesgo de padecer muchas afecciones que provocan dolor. Algunas personas tienen dos o más enfermedades que causan dolor crónico.

El dolor crónico no siempre es curable, pero los tratamientos pueden ayudar, incluyendo analgésicos. También existen tratamientos para el dolor sin medicinas, como acupuntura, terapia física y en algunas ocasiones, cirugía.

El trabajo multidisciplinar aquí es fundamental y es crucial el trabajo de un fisioterapeuta como especialista del aparato locomotor para recuperar la función y corregir las maladaptaciones del cuerpo como consecuencia del dolor. En concreto el fisioterapeuta tendrá que trabajar por la desensibilización del sistema nervioso con estímulos indoloros que vayan a la misma área cortical de la zona del dolor (ejercicios de lateralidad, imaginería motora graduada, exposición gradual al dolor…) y por otro lado, conseguir que la persona vaya recuperando las funciones perdidas con ayuda actividades funcionales y control motor, siempre llevando muy de la mano a los factores biopsicosociales implicados.

La fisioterapia es ampliamente requerida para el tratamiento de procesos sin un tratamiento médico definitivo y que cursan con dolor. Se caracteriza por buscar el desarrollo adecuado de las funciones que producen los sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en la cinética o movimiento corporal humano. Interviene, mediante el empleo de técnicas científicamente demostradas, cuando el ser humano ha perdido o se encuentra en riesgo de perder, o alterar de forma temporal o permanente, el adecuado movimiento, y con ello las funciones físicas. Sin olvidarnos del papel fundamental que tiene la fisioterapia en el ámbito de la prevención para el óptimo estado general de salud.

 



Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.