¿Qué lesiones son las más frecuentes por el uso de tacones?30/04/2019

Muchas mujeres están dispuestas a soportar dolor para lucir sus tacones favoritos, pero los expertos alertan de que su uso prolongado también provoca lesiones como juanetes, tendinitis, o artrosis de rodilla.

Un estudio europeo realizado por Compeed reveló que el 48% de las mujeres admiten que están dispuestas a soportar dolor con tal de lucir sus tacones favoritos. De hecho, en España, y según datos del citado estudio, el 10% de las féminas aceptaría un dolor equivalente al de una migraña para no renunciar al glamour de los tacones.

Entre las lesiones más frecuentes podemos encontrar:

Hallux Valgus o juanetes

Esta lesión es consecuencia, entre otras causas, del uso de zapatos de tacón y de horma estrecha, estos zapatos hacen el pie muy estilizado, pero con el tiempo provocan que el dedo gordo se vaya hacia afuera llegando a montarse sobre el segundo dedo y alterando la funcionalidad del pie, ya que el dedo gordo es fundamental en la dinámica de la marcha. Además, una vez instaurado, el tratamiento es complicado desde el punto de vista conservador y cuando es muy doloroso la intervención quirúrgica puede ser el final del camino y en ocasiones siendo esta incapaz de solucionar el problema.

Dedo martillo o retracción de la tercera falange del dedo

Se conoce como dedo martillo a la deformación de la tercera falange del dedo del pie, de tal forma que se encuentra flexionada hacia abajo haciendo que aparezca como una retracción y una elevación de la articulación hacia arriba.

Metatarsalgia o dolor del metatarso

Con los tacones el apoyo del pie en el suelo no es el adecuado, mientras que con el pie descalzo o con un zapato adecuado el apoyo del pie es uniforme, con los zapatos de tacón el apoyo es más en la base de los metas, lo cual sobrecarga estas estructuras, pudiendo causar la conocida como metatarsalgia.

Neuroma de Morton o neuroma interdigital

Los zapatos con altos tacones y una horma estrecha hacen que los metatarsianos se compriman entre sí y además desequilibran el peso que deben soportar estas estructuras. El neuroma de Morton es la irritación del nervio interdigital y el engrosamiento de las estructuras perineurales. La alteración de la marcha es una de las causas de esta afectación del nervio y que el mayor porcentaje de casos se de en mujeres nos da pistas de las posibles causas del problema.

Onicocriptosis o uña encarnada

El continuo golpeteo o presión de las uñas en la punta del zapato y zapatos inadecuados facilitan esta patologías de las uñas en la que estas se clavan el la piel dificultando y haciendo doloroso el caminar.

Acortamiento de la musculatura posterior de la pierna

Está claro que ir continuamente de puntilla y con los músculos de la parte posterior de la pierna acortados, facilita la retracción de los mismos además de alterar el patrón de la marcha y ser una de las causas comunes de aparición de puntos gatillo y dolor miofascial.

Facilitación de lesiones de tobillo

Las articulaciones del tobillo son unas importantes estructuras estabilizadoras de nuestra pisada, estas estructuras tienen como elementos activos músculos como el tibial posterior que además facilita el mantenimiento de los adecuados arcos de la planta del pie y es un flexor plantar del tobillo, cuando estos músculos están acortados y debilitados realizan peor su función estabilizadora y por lo tanto somos más sensibles a una lesión por sobreestiramiento de los ligamentos como un esguince.

Artrosis y lesiones de rodilla

La artrosis es consecuencia de un mal reparto de las cargas en diferentes estructuras articulares, este desigual reparto de cargas hace que parte del peso que las rodillas deben soportan se centren en puntos concretos más sensibles de las superficies articulares, que terminan por degenerarse y desarrollar procesos artrósicos.

¿Qué medida es la ideal del tacón?

La norma general es que el tacón no debe sobrepasar los 3,4 centímetros. Con esta medida el zapato puede ayudar al paso, sin embargo si sobrepasamos esa altura, la correcta distribución de las cargas se altera y además hace que el paso sea más corto con lo que aumenta el gasto energético. Muchos podólogos y profesionales especializados en esta materia recomiendan además que no se usen tacones antes de los 18 años de edad.

¿Cómo puedo mejorar si continuo usando tacones?

Si después de todo necesitas o eliges usar tacones existen algunas estrategias que puedes seguir, como estirar los gemelos, el sóleo, y toda la cadena fisiológica posterior,


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.