Puntos Gatillo03/04/2018

De acuerdo a Simons y cols. un punto gatillo es una “zona hiperirritable localizada en una banda tensa de un músculo esquelético que genera dolor con la compresión, estiramiento, sobrecarga y contracción del tejido, que generalmente responde con un dolor referido”.

Los puntos gatillo son muy dolorosos, también se les conoce como zonas de contractura máxima.

Pueden existir en cualquier músculo del cuerpo, aunque existen zonas con mayor predisposición a su aparición. Además, se pueden dar varios a la vez. Normalmente las zonas de dolor suelen ser a distancia, lo que se conoce como dolor referido. Y esto significa que quizá el punto gatillo esté en una zona, pero el dolor aparezca 20 cm por encima, por ejemplo.

¿Cómo es el tratamiento de los puntos gatillos?

La forma más común y eficaz de tratar los puntos gatillo es mediante la punción seca. Es una técnica invasiva que emplea una aguja para eliminar dichos puntos.

Gracias a esta técnica se consigue una disminución casi inmediata del dolor en la mayoría de los casos. Existen múltiples estudios que prueban la eficacia y rapidez de este tratamiento, por lo que suele ser una elección más habitual.

Si no se toleran bien las agujas se pueden emplear técnicas manuales como el masaje descontracturante. Con él también se obtienen buenos resultados. Aunque lo mejor es combinar estas técnicas y además añadir la termoterapia, la electroterapia y los estiramientos, para conseguir un resultado mejor y más rápido.

En Fisiolife Plus contamos con profesionales especializados en estas técnicas y recomendaremos su aplicación como parte de su tratamiento personalizado, además de informar al paciente,  y asi provocar un cambio de hábitos que provoquen la activación de los puntos gatillo.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.