Las lesiones más frecuentes en el pádel17/09/2018

 

El pádel se ha convertido en un deporte de referencia gracias a la multitud de deportistas que lo practican hoy en día. Pero, como en todo deporte, las lesiones son una gran amenaza y hay que tomar precauciones para evitarlas.

Podemos destacar que las lesiones más frecuentes en el pádel están relacionadas con las articulaciones. Esto se debe principalmente a la continua repetición de los mismos movimientos.

Pero también el hecho de realizar mal los movimientos puede causar lesiones en las articulaciones.

EL CALENTAMIENTO ES CLAVE 

Por otro lado, la clave para evitar las lesiones podemos decir que está en realizar un calentamiento adecuado antes y después del partido e hidratarnos correctamente. Pero también podemos evitar lesionarnos recuperándonos 100% de lesiones anteriores, ya que una mala recuperación puede ser un factor para volver a lesionarnos en el futuro.

A continuación vamos a ver algunas de las lesiones más comunes y cómo podemos prevenirlas.

EPICONDILITIS, LA LESIÓN MÁS TEMIDA

La Epicondilitis Lateral o ‘Codo de tenista’ es una de las lesiones más frfrecuentes en el mundo del pádel. Es causada cuando se fuerzan los músculos del antebrazo. Esto provoca la inflamación de los tendones y, como consecuencia, se producen desgarros que generan dolor.

CÓMO TRATAR LA EPICONDILITIS

Para tratar esta lesión, debemos colocar hielo sobre el codo durante dos o tres días cada 5 o 6 horas y por 15 o 20 minutos hasta que el dolor desaparezca. También, debemos consultar algún medicamento antiinflamatorio para rebajar la lesión. Otra cura, es usar una banda elástica de tenista para evitar que el antebrazo vibre. Pero lo más importante es que mientras tengamos Epicondilitis Lateral, tenemos que reducir nuestra frecuencia de juego.

¡CUIDADO CON LOS ESGUINCES EN EL PÁDEL!

También son habituales en este deporte los esguinces. Esta lesión es muy común ya que mientras jugamos cabe la posibilidad de que nos torzamos los tobillos y acabemos teniendo un esguince. Por eso, es muy importante llevar el calzado adecuado, es decir, llevar zapatillas de pádel reduce la posibilidad de lesionarnos, además un buen calzado también evita que nos salgan bojas en los pies.

Para recuperarnos de un esguince lo que debemos hacer es aplicar calor y frío para conseguir un contraste de temperatura y de esta manera evolucionar en nuestra lesión. También debemos ir al médico para que nos receten algún antiinflamatorio e incluso puede darse la inmovilización de tobillo. Pero lo fundamental, como en cualquier otra lesión, es recuperarnos del todo, ya que un esguince mal curado es un gran problema.

LA FASCITIS PLANTAR

La fascitis plantar es, también, una de las lesiones más frecuentes en el padel. Esta consiste en el dolor intenso de la planta del pie. Se produce como resultado de una sobrecarga. En el pádel esta lesión puede aparecer por un excesivo rebote de pies o por abusar de la posición de preparado de manera reiterada.

La cura de la fascitis suele ser lenta, pero lo fundamental para la plena recuperación es el reposo. Durante la lesión hay que realizar una serie de ejercicios para mejorar la zona dañada, estos ejercicios dependerán de la fase en la que nos encontremos.

Primero se realizan ejercicios para aliviar el dolor. Después, se practican ejercicios de estiramiento para prevenir la lesión y por último, se llevan a cabo ejercicios de fortaleza. Aunque también es común entre los jugadores utilizar plantillas con soporte para reducir la lesión, o incluso vendarse la zona del pie durante la noche.

EJERCICIOS PARA EVITAR LESIONES

Para finalizar, recordar una serie de métodos que nos ayudarán a prevenir las lesiones en el pádel. Entre estos podemos destacar, que un adecuado calentamiento reduce la posibilidad de lesión. También, la hidratación es clave en todas las fases del partido.

Otro consejo es llevar el calzado adecuado. Debemos evitar que las paradas y arranques se realicen de forma brusca, ya que se pueden generar torceduras. Y por último, y no por ello de menor importancia, no hay que sobreentrenar, es decir, no debemos realizar esfuerzos que sobrepasan nuestros límites ya que esto puede provocar graves lesiones por sobrecarga.

 


FISIOTERAPIA OCULAR13/09/2018

También conocida como “ortóptica”, se refiere al tratamiento de las disfunciones de la visión binocular, de la acomodación (enfoque), de los movimientos oculares o para mejorar las condiciones sensitivas y motoras.

Está encaminada a optimizar las distintas habilidades visuales, tales como la convergencia (desviar los ojos hacia la nariz, para ver de cerca) , la divergencia (desviar los ojos hacia afuera, para ver de lejos), las capacidades de estimular o relajar el sistema de enfoque o la mejora de los movimientos de los ojos e incluso la mejora de los procesos de percepción visual y sensorial, estabilizar y mejorar el estrabismo, en cualquier posición de mirada.

Esto se consigue a través de terapia o rehabilitación visual. Son tan importantes estos procedimientos que existen profesionales especializados para aplicarlos, se trata de los fisioterapeutas, puesto que los ojos son parte del sistema visual y en cada uno de ellos se insertan seis músculos extraoculares estriados y dos intraoculares en el iris y cuerpo ciliar. Dichos músculos también se fatigan y cuando ocurre es necesario tratarlos con terapias hasta conseguir que funcionen con normalidad. 

¿Cuándo se necesita una terapia visual?

La aplicación de terapias visuales depende de estos factores:

  1. Síntomas oculares o visuales
  2. Exámenes visuales funcionales
  3. Diagnóstico según la relación entre los síntomas y las respuestas visuales que se obtengan de los exámenes visuales funcionales

En una clínica oftalmológica es esencial que el médico oftalmólogo comprenda el papel que desempeñan los optometristas en el cuidado primario de la salud visual, al igual que valora el trabajo realizado por los fisioterapeutas.

La programación y aplicación de terapias visuales y perceptuales se aplican solamente si:

  1. Se descarta la existencia de una patología del sistema visual.
  2. Se aplican exámenes visuales y perceptuales funcionales, y se utilizan las respuestas obtenidas para establecer un diagnóstico que permita una aplicación eficaz de las terapias.
  3. Se determina la lente adecuada y utilizada durante las terapias y las condiciones terapéuticas en cada actividad de aprendizaje de esquemas de comportamiento visual y perceptual.
  4. Se proporciona un programa de terapias para cada paciente.
  5. Se utilizan técnicas de aprendizaje comprobadas.

Ahora bien, la rehabilitación visual se aplica cuando el paciente ,corregido con gafas o lentes de contacto tiene los siguientes síntomas visuales:

  1. Visión borrosa de cerca.
  2. Visión borrosa de lejos intermitente después de trabajar de cerca.
  3. Dolor de cabeza, especialmente frontal u occipital y que se produce más bien a última hora de la tarde o después de muchas horas de trabajo de cerca.
  4. Periodos de sensación de quemazón, picor u ojos acuosos.
  5. Ojos cansados (fatiga ocular).
  6. Palabras que se mueven durante la lectura de textos o trabajos con ordenador de forma horizontal o vertical.
  7. Visión doble.
  8. Sueño al leer (siempre que haya dormido las horas normales durante la noche).
  9. Pérdida del lugar cuando lee.
  10. Lectura y/o escritura lenta.
  11. Mareos en coche, bus, tren o barco.
  12. Incapacidad para atender y concentrarse en tareas visuales prolongadas.
  13. Dolor ocular, en o alrededor de los ojos, siempre que esté descartada la existencia de cualquier patología ocular.
  14. Visión borrosa o doble después de cirugías refractivas.

Dichas terapias se aplican con una variedad de procedimientos terapéuticos no quirúrgicos para el desarrollo de habilidades visuales con las que el paciente logra una función visual óptima y cómoda.

Cada uno de esos procedimientos son cuidadosamente programados para cada paciente bajo la supervisión de profesionales especializados con la finalidad de aliviar problemas visuales que afecten no solamente a cuanto ve sino también a cómo ve el paciente.

Entre las funciones visuales y perceptuales que pueden mejorarse con la aplicación de terapias están:

  1. Percepción de la forma: Agudeza visual y sensibilidad visual al contraste.
  2. Movimientos oculares: Ver de cerca, ver de lejos, hacer seguimiento de objetos.
  3. Acomodación: amplitud y flexibilidad.
  4. Coordinación motora perceptual.
  5. Lateralidad y Direccionalidad.
  6. Discriminación visual perceptual y destrezas de atención, discriminación de figuras y fondos.
  7. Memoria Visual.

 


Fisioterapia para mejorar disfunciones de succión10/09/2018

El bebé obtiene la leche a través de un proceso rítmico de tres fases correctamente coordinadas, succión, respiración y deglución. De este modo consigue la cantidad de leche para alimentarse en cada toma, siendo estas más o menos largas dependiendo de su apetito, a la vez que serán más cortas a medida que se haga más experto en el arte de la succión.

La frecuencia de alimentación en el bebé va a ser a su vez el promotor en la madre de la producción del volumen lácteo necesario para cubrir su demanda. Por ello, es importante que el profesional evalúe la toma del bebé al pecho, con el fin de detectar situaciones anormales con la intención de recomendar acciones rehabilitadoras apropiadas en caso de ser necesarias.

Para lograr una adecuada succión nutritiva, el lactante no debe presentar malformaciones en la cavidad oral o lesiones que puedan influir en las estructuras musculares o faciales que intervienen en una correcta coordinación del patrón succión-respiración-deglución. Así mismo, debe estar libre del efecto de ciertos medicamentos administrados a la madre durante el parto que pueden alterar dicho patrón.

Es fácil que el neonato que ha sufrido algún daño en alguna de las estructuras musculares o faciales sienta malestar, ya que se trata de un acto complejo que requiere la participación de gran número de músculos faciales (26 músculos de la boca, faringe y esófago) así como varios pares de nervios craneales (V, VII, IX, X, XI y XII), además del tronco y la corteza cerebral.

Cualquier alteración en alguna de estas estructuras, interfiere en la adquisición de los movimientos orales-motores efectivos para obtener el alimento.

El tipo de parto, al igual que repercute en la madre, también va a influir en el bebé y en su forma de alimentarse. Por poner algunos ejemplos, el uso de la oxitocina está relacionado con mayores niveles de estrés y cansancio en el bebé, revelando menos señales de succión, además de inhibir a la oxitocina natural materna. La anestesia administrada a la madre también hará que el lactante esté más somnoliento, facilitando el retraso de la primera toma al pecho.

Además de lo dicho, no podemos obviar los partos instrumentados (fórceps, ventosa, kiwi). Todos producen traumatismos que a menudo causan dolor en el neonato, cuya consecuencia se traduce en una amplia gama de disfunciones orales o succiones desorganizadas con el fin de compensar el daño que les produce realizar una «succión normal» o contrarrestan estas molestias adquiriendo posturas atípicas para lactar.

Todo es consecuencia de la dificultad que tienen estos neonatos para conseguir una correcta posición al pecho.

Por lo tanto, aun tratándose de prácticas inevitables en algunos partos complicados, no debemos pasar por alto que todos estos condicionantes pueden afectar al lactante.

Añaden un plus de dificultad a la lactancia, por lo que es necesario estar atentos y apoyar a la madre y al bebé a afrontar estos primeros momentos de lactancia ayudando, si es preciso, para que esta sea efectiva.

Por lo tanto, la evaluación de la succión es de vital importancia, ya que permite orientar para que la técnica de succión sea correcta y, de ser necesario, iniciar intervenciones oportunas dirigidas a corregir el problema.

Los estudios científicos existentes sobre las técnicas de fisioterapia para corregir las disfunciones orales son escasos, pero los que hay, avalan mejorías en el patrón de succión.

Por lo tanto, si como terapia es útil, a pesar de estar poco estudiada, debería tenerse en consideración como recurso terapéutico porque permite ayudar cuando se presentan alteraciones en la succión que ponen en riesgo la lactancia.

De momento, se trata de una especialización dentro del campo de la fisioterapia que no está financiada por el sistema público de salud, pero son muchas las opiniones de las madres que han podido beneficiarse de este tratamiento para poder continuar con la lactancia.

Al final, el resultado es que recurrir a este tipo de terapia les ha resultado mucho más económico que recurrir a la leche de fórmula.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Evitar dolores de espalda en la oficina08/09/2018

¿Dolores de espalda en la oficina? Nueve de cada diez profesionistas lo padecen. Los altos índices de estrés, la falta de ejercicio y las largas horas en posición de sentado son las principales causas de esta molestia.

Sin embargo, para todo hay solución: posturas adecuadas frente a la computadora, masajes ocasionales y ejercicios de oficina son algunos consejos que pueden eliminar las molestias y prevenir daños mayores.

De acuerdo con los especialistas de la salud, las causas más comunes de los problemas lumbares nacen en el entorno laboral. Un estudio realizado por la agencia consultora Kelly Services, asegura que, en promedio, un trabajador mexicano pasa de 10 a 12 horas en sus oficinas de trabajo, de las cuales 9.3 son frente a la computadora; siendo ésta la detonante de altos índices de estrés y malas posturas – la principal causa de los dolores de espalda-.

Para minimizar estos problemas, te presentamos una compilación de los mejores consejos para evitar estas temidas molestias. ¡Pon atención!

1. Lo primero, adecúa tu lugar de trabajo

De acuerdo con el sitio vitonica.com, lo primero que debes hacer es adecuar tu lugar de trabajo:

► La silla

En muchas ocasiones –del 70 al 80%–, el mobiliario de las oficinas es inadecuado ergonómicamente hablando, sin embargo, puedes tomar en cuenta lo siguiente: encuentra una silla que te permita colocar, completamente, la espalda de forma recta. Cuida que la forma de la silla sea natural y no te lastime al momento de sentarte en posición recta. ¡Ojo! Las piernas no pueden quedar colgando del asiento o las rodillas muy elevadas, el ángulo que debes alcanzar es de 90°.

► Tus brazos

La mayoría no pone atención en ellos y son una de las principales causas de los dolores de espalda y cuello. Especialistas recomiendan utilizar sillas que cuenten con ‘recargaderas’ laterales, esto te ayudará a colocar los brazos en los soportes, evitando tensión en hombros y espalda.

► Tu computadora

La pantalla de tu computadora debe estar colocada a la altura de tu cara y ojos, esto evitará que realices movimientos ascendentes y descendentes para ver adecuadamente.

► El teclado

Coloca el teclado a una altura en la que tus brazos tengan un ángulo de 90°, así evitarás acumular tensión en los hombros y el  sobrepeso en los brazos.

Te recomendamos leer: Enfermedades de oficina, ¿pérdida de talento y dinero?

2. Evita sobrecarga de peso

Es un tema primordial para los profesionistas, en especial para las mujeres. Las grandes bolsas y otros aditamentos son un grave problema para la espalda. De acuerdo con ABC.es, el peso adecuado de carga debe ser entre el 10 y 15% de tu peso.

Si no sabes cómo evitar cargar tantas cosas, una recomendación es utilizar bolsos pequeños, así te obligarás a llevar menor cantidad en su interior.

3. Posturas adecuadas

Los dolores de espalda no son específicos de estar sentados, también una mala postura al momento de permanecer en pie o de agacharnos puede provocarlos, así atiende los siguientes consejos:

► Posición de pie

Cuando estés de pie evita encorvar la espalda, mantener una postura recta es lo más adecuado. Si te es imposible o tu trabajo exige mucho tiempo de pie, los expertos recomiendan utilizar una faja lumbar, esto te ayudará a obligar a tu cuerpo a tener una mejor postura.

► Posición para agacharte

Es muy común que al agacharte dobles por completo la espalda y las rodillas permanezcan rectas – si tu cuerpo lo permite-, es lo peor que puedes hacer. La posición adecuada para agacharte es con la espalda recta y sólo doblar las rodillas, así tensarás la espalda, fortaleciendo sus músculos y evitando desgarres.

4. Acude al médico

Información del Instituto Universitario Dexeus, en España, asegura que el 3% de los casos de dolores lumbares suele convertirse en enfermedad o derivarse en una lumbalgia. Ante ello, los especialistas recomiendan recurrir al doctor, cuando el dolor ha persistido por más de un mes.

5. Ejercicios para oficina

La realidad es que el dolor de espalda es una de las enfermedades más comunes derivadas del trabajo y la mayoría de los profesionista suelen no poner atención en esto malestares. Los expertos recomiendan realizar ejercicios dentro de tu lugar de trabajo que te permitan retomar la postura y relajarte. 


Enfermedades de la oficina05/09/2018

 

El trabajo de oficina no está libre de riesgos y de enfermedades laborales, a pesar de que en ocasiones no estén reconocidas, pasar 8 u 9 horas frente el ordenador, con luz artificial y respirando el aire que sale del sistema de ventilación. Esta situación tarde o temprano nos pasa factura, y es nuestro cuerpo quien lo paga. Expresándose en  dolores en las cervicales debidos a posturas inadecuadas cuando una persona se sienta en una silla y pasa horas en ella. Aparte de las dolencias físicas, la vista también se puede ver gravemente perjudicada y resentida por culpa de la pantalla del ordenador.

En los centros Fisiolife Plus se reciben un gran número de  pacientes que trabajan sentados delante de una pantalla son las y sus padecimientos más comunes son las  contracturas musculares, dolores de cabeza, problemas en las extremidades o casos de tendinitis, otra de las lesiones frecuentes son contracturas en las cervicales, en la parte superior de la espalda o en los brazos. También están aumentando los casos de síndrome del túnel carpiano, una compresión de los nervios de la muñeca derivada del uso constante del teclado y el ratón, al usar estas herramientas se realiza fuerza en la zona de la muñeca, lo que hace que poco a poco el nervio se presione y las manos se duerman.

Es por ello que se recomienda visitar su clinica Fisiolife Plus más cercana para realizarle una descarga de espalda y cuello al trabajador, pues no solo hay que atacar el dolor que se tiene, es sobre todo a manera preventiva ante futuras nuevas lesiones en estas áreas.

Se aconseja que cuando se termine la jornada laboral en la oficina se haga ejercicio o cualquier otra actividad para darle movimiento a la musculatura y articulaciones, debido a que permanecer tanto tiempo sentado, los músculos están estáticos es por eso que resulta necesario  dar un respiro articular a la musculatura y tendones.

Si logramos el equilibrio entre mente y cuerpo se rendirá mejor en el trabajo y los resultados serán óptimos y nuestro desempeño será notorio. 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.