La fisioterapia y las hormonas de la felicidad20/03/2019

Los fisioterapeutas nos calman dolores, nos cuidan esguinces, nos guían en procesos de recuperación, tratan a bebés, a mayores, a deportistas, y para todos encuentran casi siempre una solución. Son además confidentes y mucho del trabajo en sala es tan importante como la complicidad que tengamos con nuestro fisio.

 Algunos de los beneficios menos conocidos, como son la reducción del dolor de migrañas y cefaleas o la generación de endorfinas y serotonina, denominadas coloquialmente ‘hormonas de la felicidad’.

Para mantener una buena salud de nuestro aparato locomotor es fundamental “tener un estilo de vida activo y saludable, además de acudir al fisioterapeuta, siempre y cuando detectemos algún problema determinado. Poder llevar un seguimiento adecuado de nuestras lesiones con nuestro fisioterapeuta de referencia nos va a ayudar a tener a nuestro cuerpo controlado y siempre a punto”.

La fisioterapia y la psicología

El tratamiento fisioterapéutico ayuda al paciente a disminuir el estrés y la ansiedad, quitando las tensiones musculares acumuladas desde un punto de vista físico, la fisioterapia ayuda a la recuperación de patologías, evitar lesiones y mantener una buena salud

Aunque no hay estudios que puedan certificar su impacto en la autoestima, la experiencia clínica nos dice que, dentro del trabajo de recuperación funcional, el fisioterapeuta logra que los pacientes vayan consiguiendo pequeños objetivos que les ayuden a valerse por sí mismos.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.