Cefalea tensional16/04/2018

La cefalea tensional antes denominada cefalea por contractura muscular es uno de los tipos de dolor de cabeza más frecuente en el ser humano, el dolo de cabeza mas frecuente dentro del campo de las cefaleas.

El término de cefalea tensional se refiere a un dolor de cabeza de origen no vascular, hasta hace poco se llamaba  cefalea por contractura muscular porque muchos de los casos estaban relacionados con contracturas a nivel cervical, como se observado que en otros casos no es tan evidente la contractura a nivel cervical y que el nexo de unión de este tipo de dolencia es una tensión psicoemocional se le ha venido a denominar cefalea tensional. Por lo tanto, se le llama tensional ya que suele estar presente una tensión emocional, derivada de algún tipo de conflicto,  bien producido por estrés laboral o emocional que desencadena y facilita el dolor de cabeza, bien generado por un personalidad perfeccionista, maniática o nerviosa que tiende a somatizar dicha tensión en la columna cervical, generando dolor de cabeza.

Signos y síntomas 

En este tipo de dolores de cabeza el dolor suele ser de carácter bilateral aunque también puede ser unilateral, afectando a la región anterior frontal, lateral temporal,  posterior occipital, puede manifestarse con un dolor no pulsátil en forma de cinta o con una  sensación de tensión en ciertas regiones como la nuca o región sub-occipital. El fenómeno desencadenante de este tipo de cefaleas suele ser la tensión física o psicológica que puede derivar de alguna disputa con un compañero con tu pareja o sencillamente una excesiva sobrecarga laboral. También puedes desencadenase por una postura que genera una tensión cervical mantenida durante horas .

Causas de las cefaleas tensionales

Dentro de las causas desencadenantes de la cefaleas tensionales, encontramos:

Estrés tanto físico como emocional

exceso de consumo de alimentos con cafeína

Alto consumo de alcohol

Tensión a nivel ocular

Fatiga o sobrecargas musculares

​​Para evitar desencadenar cefaleas tensionales, a continuación os indicaremos unos útiles y eficaces consejos. 

Seis consejos para las cefaleas tensionales

Os brindamos estos 6 consejos que serán útiles para evitar cefaleas tensionales.

Controla el estrés

 Ya que este es uno de los principales factores desencadenantes de las cefaleas tensionales y migrañas, esto debido a que el estrés suele generar contracturas en nuestros músculos, sobre todo en algunos en específico como el trapecio, ocasionando dolor, molestias, incapacidades funcionales y por supuesto, afectando nuestra calidad de vida. 

Evita en lo posible el uso de analgésicos y antiinflamatorios

Ya que el abuso y utilización repetida de ellos para tratar el dolor de cabeza acaba provocando más dolor de cabeza. Además de esto, cualquier afectación de nuestro cuerpo debemos tomarla como la maleza, si sólo la cortas por encima, esta aparecerá nuevamente en corto tiempo.

Mientras que si la cortas de raíz estarías acabando verdaderamente con el problema. Por lo que os recomendamos acudir a tu fisio de confianza para que realice la evaluación pertinente y en base a ello establezca el protocolo de tratamiento más ideal para tu cefalea tensional.

Evita los alimentos que pueden provocar el dolor de cabeza: 

Café, chocolate, queso...  Sobre todo si eres una persona propensa a sufrir dolores de cabeza o cefaleas tensionales. Y con esto no queremos decir que debas desterrarlos por completo de tu vida. Sencillamente modera o evita en la medida de lo posible ingerir esta clase de alimentos. 

Cuida tu hígado para evitar las cefaleas y migrañas

mantener este órgano en buenas condiciones es fundamental para prevenir cualquier dolor de cabeza, y no se trata sólo de que NO esté enfermo, sino de lograr que se mantenga sano. Nuestro cuerpo es parte de un todo y se necesita un equilibrio de todas las partes que lo conforman para que se pueda considerar que estamos saludables, por lo que mientras tu hígado de mantenga sano, es menos probable que desarrolles cefaleas tensionales. 

Identifica y evita los trabajos y posturas 

Este es un consejo muy importante, ya que aquellas posturas o trabajos que contribuyen al padecimiento de los dolores de cabeza son muy frecuentes en nuestra vida cotidiana, por lo que puede que ni siquiera identifiquemos que está generando dicho malestar. Es por ellos que os invitamos a poner más cuidado y atención a todas las posturas que adoptas durante el día y cual de ellas está causando un efecto perjudicial en tu organismo, generando migrañas y cefalea tensional.

Hay ejercicios, estiramientos y automasajes 

Existe una cantidad muy diversas de ejercicios, estiramientos y automasajes que son de gran utilidad para controlar el dolor de cabeza y las migrañas. Os invitamos a ponerlos en práctica y olvidarte de la cefalea tensional. 

Tratamiento

Los pacientes con cefalea tensionales pueden tener conflictos no resueltos de tipo laboral social u otro tipo de dificultades que ocasionen una tensión o un problema emocional y por ello acaban generando una tensión en la musculatura que provoca el dolor de cabeza.

En primer lugar

El tratamiento de este tipo de cefaleas tensionales es fundamental abordar el caso desde un punto de vista global, en primer lugar es importante que la persona sea consciente de que pueda haber a un problema en su vida que le esté facilitando u ocasionando este dolor, ya que hay muchos pacientes que ni siquiera son conscientes de que pueden estar somatizando en su espalda el estrés o la tensión que le generan de dichos conflictos emocionales.

En segundo lugar

Desde el punto de vista fisioterapéutico es muy importante aliviar la musculatura de la nuca y la columna cervical, además de realizar una valoración y tratamiento de la movilidad cervical.

Hay algunas técnicas de tratamiento instrumental para la cefalea tensional como la fibrólisis diacutánea que puede ser muy beneficioso en estos casos sobre todo aplicado en la zona sub-occipital, esta técnica consiste en la realización de un rascado en la nuca por medio de unos utensilios parecidos a un gancho. También suele tener buen resultado la terapia manual dirigida a la musculatura temporal Y del la musculatura de la masticación.

En tercer lugar

Es fundamental que el paciente no abuse de los diversos fármacos analgésicos que se suelen utilizar, ya que muchos de estos dolores de cabeza que en un principio eran esporádicos, pueden verse cronificados y generar cefaleas por efecto rebote de los analgésicos generando un problema mucho más grave y difícil de solucionar por lo tanto siempre hay que aconsejar la moderación farmacológica.

Es fundamental evitar algunos alimentos que tienen demostradas repercusiones sobre este tipo de cefaleas, en términos generales deben evitarse alimentos excitante como la cafeína chocolate y los cítricos salvo el limón. Desde un punto de vista nutricional también es importante realizar una dieta encaminada a detoxificar y limpiar el organismo.  

Como principal objetivo de esta detoxificación debemos tener al Hígado, ya que estas cefaleas están relacionadas con una disfunción o mal funcionamiento del hepático-biliar. Es precisamente por ello que no debemos abusar de tóxicos como podrían ser los propios fármacos pautados para aliviar el dolor de cabeza, de otros tipo de alimentos que sobrecargan el sistema digestivo, por tanto evitaremos frituras embutidos exceso de carnes rojas y dulces e hidratos de carbono de absorción rápida. Intentando comer más verduras y frutas entre horas, así como aumentar la ingesta de agua e hidratación.

Debido a el componente emocional es importante en el desarrollo de la cefalea tensional, por lo que es fundamental aconsejar al paciente la realización de técnicas de relajación como la meditación u otras similares, a fin y al cavo, es el estrés emocional acumulado y somatizado en nuca y en la columna cervical lo que suele estar detrás de la gran mayoría de cefaleas tensionales, ser conscientes de lo que le está afectado a un o mismo y poner las barreras o las soluciones correspondientes, sera el mejor tratamiento de esta común dolencia y el mejor consejo que podemos dar como terapeutas.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.